sábado, 26 de septiembre de 2020

El Govern asegura que invertirá el doble que Acciona en la ATL pública

|

Los gestores públicos del Ente de Abastecimiento de Agua Ter-Llobregat (ATL; antes ATLL) duplicarán las inversiones que realizó la gestora privada entre los años 2013 y 2018.


Así lo ha asegurado este martes 2 de julio el conseller de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat, Damià Calvet, acompañado de la secretaria de Medi Ambient y Sostenibilitat, Marta Subirà; el director de la Agència Catalana de l'Aigua (ACA), Lluís Ridao, y el de la ATL, Josep Andreu Clariana.


El Govern invertirá 150 millones de euros para "modernizar, mantener y mejorar" las instalaciones del ATL -que gestiona desde marzo de este año- a través de un plan de cinco años y mediante 174 actuaciones.


El conseller Damiu00e0 Calvet

Esta cantidad es justo el doble de los 75 millones ejecutados hasta ahora. Calvet ha explicado que el plan consta de nuevas actuaciones y de otras ya contempladas por el plan de obras previsto por Acciona, que en un plazo de diez años se comprometía a realizar inversiones por valor de 139 millones de euros.


"Lo primero que hemos hecho es aumentarlas. En el periodo 2013 y 2018, ATLL había hecho inversiones por valor de 75 millones de euros. Hemos determinado que hacía falta aumentar estas inversiones, de 2019 a 2023 invertiremos 150 millones", ha sostenido Calvet.


EN LOS TRIBUNALES


Acciona cedió al fondo Fortress Investment Group el litigio del caso ATLL el pasado 21 de junio, asegurándose así 170 millones de euros, que es lo mínimo que la Generalitat tendrá que desembolsar la Generalitat a la familia Entrecanales por la anulación del contrato.


La empresa también se asegura la compensación que ofrece la Generalitat que asciende a 53,8 millones de euros y que a la empresa le parece irrisoria y que ha recurrido a los tribunales.


La empresa recuerda que el Govern debe pagarle unos 305 millones por la anulación del contrato y otros 733 millones en concepto de daños y perjuicios. De este modo, la compensación total que la Generalitat debería pagar según estos informes ascendería a 1.074 millones de euros, sin computar la deducción de las provisiones por liquidación ordinaria del contrato y que son de unos 38 millones de euros.


Acciona llegó a este acuerdo con el fondo de inversiones radicado en Nueva York porque está convencida que la Generalitat le deberá pagar el 76,05% de la participación que tienen en el Ente, que son los 305 millones derivados de la anulación del contrato.


Preguntado por la última propuesta de liquidación del contrato con Acciona, Calvet ha señalado que para realizar la liquidación definitiva final del contrato necesitaban las cuentas de ATL de 2018 auditadas -que recibieron el 30 de junio- y que está prevista que presenten este julio.


"El Govern ha hecho la liquidación de lo que era la liquidación definitiva provisional, de 53 millones de euros, todo lo que se ha hecho depende de la liquidación definitiva definitiva", ha añadido.


Atll2 2

MANTENIMIENTO DE LA TARIFA


El conseller Calvet ha explicado que los recursos para llevar a cabo el plan de inversiones saldrán de los ingresos recaudados a través de la tarifa con la que la ATL vende el agua a las operadoras, de 0,78 euros por metro cúbico: "Estamos con esta tarifa, que mantendremos a lo largo de los próximos años".


Las principales inversiones se llevarán a cabo en las dos principales potabilizadoras de la ATL: la de Llobregat, situada en Abrera, y la del Ter, ubicada en Cardedeu (Barcelona), con unas inversiones de 14,7 y 16 millones de euros respectivamente.


El plan prevé una inversión de 1,7 millones de euros para la desalinizadora del Llobregat para proteger su captación de agua de mar ante posibles temporales marítimos de manera definitiva y dar estabilidad a la zona costera.


En cuanto a mejora de la actual red de abastecimiento en alta, destacan la inversión de la primera fase de tres millones de euros para mejorar la conducción entre la potabilizadora del Ter y la estación distribuidora de la Trinitat, y los 5,7 millones para adecuar la tubería que transcurre desde la potabilizadora del Llobregat hasta bombeo de la arteria hasta Abrera, Esparraguera, Hostalets de Pierola y El Bruc (Barcelona).


También prevé inversiones en la rehabilitación de varios depósitos de cabecera, que son los que garantizan el abastecimiento, con una inversión de 4,5 millones en los de Can Llong, en Sabadell, de 673.800 euros en Mataró, de 2,7 millones en los de Sant Quirze del Vallès y 2,6 en Masquefa, y la construcción de nuevos depósitos por valor de 3,3 millones.


La Generalitat también instalará 22 nuevos caudalímetros para mejorar el control del agua subministrada, con una inversión de 1,4 millones de euros, e invertirá otros 3,7 millones en la primera fase de un plan director para actualizar el sistema de telemando por toda la red.


Calvet ha señalado que hay varias instalaciones que son consideradas infraestructuras "críticas", por lo que también se invertirán 6,4 millones de euros en seguridad, y que el plan incorpora una partida de un millón de euros para la construcción de parques fotovoltaicos para el autoconsumo.


DESALINIZADORA DE LA TORDERA


El plan también estipula la redacción de los proyectos para ampliar la desalinazadora de la Tordera, en Blanes (Barcelona), y la mejora de la conducción que abastece las comarcas del Penedès y el Garraf, desde la red de Ter-Llobregat.


Las obras de ampliación de la desalinizadora de la Tordera, previstas para 2022, costarán 250 millones de euros, financiados a través de ambos organismos, y permitirán pasar de una capacidad de 20 hectómetros cúbicos a 80.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH