​Las Islas Marshall son 10 veces más radioactivas que Chernóbil o Fukushima

Moisés B. Martínez

Más de 60 años después de que Estados Unidos probara varias bombas nucleares, las Islas Marshall -en el Océano Pacífico- siguen teniendo niveles más altos de radiactividad en algunas partes que las áreas contaminadas por los desastres nucleares de Chernobyl y Fukushimasegún un estudio estadounidense.


En algunas partes, los niveles de radiación en las islas son entre 10 y 1000 veces superiores a los de las zonas afectadas por la explosión de la central de Fukushima en 2011 y 10 veces superiores a los de la zona de exclusión de Chernóbil.


Islas Marshall


Entre 1946 y 1958, en plena Guerra Fría, el gobierno de Estados Unidos llevó a cabo un total de 67 pruebas nucleares en varias islas pequeñas, llamadas atolones (islas en forma de anillo con un lago en el centro). 


El gobierno de los Estados Unidos desplazó algunos asentamientos y expuso a otros a altos niveles de radiactividad, lo que causó enfermedades como el cáncer.


Seis décadas después, un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Columbia concluyó que la radiación en cuatro de estos atolones sigue siendo alta, lo que debería hacer sonar las alarmas. Los resultados son el resultado de varios análisis del suelo.


La población de las Islas Marshall es relativamente pequeña en la actualidad. En julio de 2018, había unos 75.000 habitantes. Algunas islas o atolones tienen sólo unos pocos cientos de habitantes -el atolón de Enewetak, por ejemplo, tenía 664 habitantes en el censo de 2011-.


De hecho, Enewtak fue, junto con la Isla Bikini, el "epicentro" de las pruebas nucleares, según los investigadores. Aunque sólo una fracción de los 1.054 ensayos nucleares realizados por Estados Unidos entre 1946 y 1992 tuvieron lugar en las Islas Marshall, los atolones de coral resistieron más de la mitad de la energía total producida en todos los ensayos nucleares de Estados Unidos durante ese período.


La isla de Bikini acabó siendo conocida por los tests de bombas de hidrógeno, y la detonación de una bomba termonuclear en 1954. 


La explosión fue 1.000 veces más fuerte que las bombas lanzadas por Estados Unidos sobre Japón durante la Segunda Guerra Mundial. 


Los atolones de Rongelap y Utirik fueron afectados significativamente por la detonación.


Una bomba atu00f3mica explotando bajo el agua en el atolu00f3n Bikini en el Ocu00e9ano Pacu00edfico

Una bomba atómica explotando bajo el agua en el atolón Bikini en el Océano Pacífico


Bikini es hoy en día la isla con los niveles más altos de radiactividad. Por lo tanto, los autores del estudio recomiendan que permanezca deshabitada. Los habitantes de la isla se vieron obligados a abandonarla en 1946. Sin embargo, los investigadores concluyeron que algunas personas regresaron pronto a finales de la década de 1960 después de que los EE. UU. lo declararan seguro, pero se vieron forzadas a abandonar el país poco después debido a la alta exposición a la radiación.


En Enewetak, por otra parte, en 1980 se llevó a cabo una limpieza a fondo para eliminar los residuos radiactivos. En Rongelap, los niveles de radiación están muy por encima del límite legal acordado entre la República de las Islas Marshall y los Estados Unidos.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH