sábado, 24 de agosto de 2019

La Seguridad Social se impone a Deliveroo, los 'riders' son asalariados y no autónomos

|

El Juzgado de lo Social número 19 de Madrid ha estimado la demanda interpuesta por la Tesorería General de la Seguridad Social contra Deliveroo y declara que los cerca de 500 repartidores demandantes, conocidos como 'riders', estaban sujetos a una relación laboral con la compañía en que prestaron sus servicios.


Deliveroo



El magistrado concluye que "en la prestación de servicios de los repartidores afectados por el proceso, durante el periodo al que se refiere el acta de liquidación, prevalecieron las condiciones propias de la laboralidad, lo que conduce a la estimación de la demanda".


La resolución, contra la que cabe interponer recurso de suplicación ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, es fruto de la vista oral celebrada el pasado 31 de mayo fruto de la demanda cursada por la Tesorería general de la Seguridad Social tras una acta de la Inspección de Trabajo, por la que se citó a más de 500 repartidores de la región que formaban parte de la empresa.


El informe de Inspección de Trabajo determinaba que estos repartidores estaban bajo una "falsa apariencia" de autónomos por cuenta propia para "encubrir" una relación laboral ordinaria con la compañía Deliveroo.


El magistrado establece que "los repartidores esencialmente han ejecutado un trabajo personal en unas condiciones organizadas y dirigidas por la empresa, que es la única que controla la marca 'Deliveroo', su aplicación informática y toda la información que se desprende de ella".


En el fallo también se considera acreditado que "lo esencial es que una vez aceptado el pedido, el mismo había de atenderse (por parte de los repartidores) de acuerdo con las detalladas instrucciones determinadas por la empresa, sin margen apreciable de autonomía del trabajador".


La sentencia explica que la empresa "contaba con una compleja organización de todas las actividades de los trabajadores" hasta el punto de que era la propia sociedad la que "gestionaba las propinas" de los repartidores "determinado la forma en la que se podían abonar e incluyéndolas en las facturas, que eran elaboradas por la propia empresa".


"Lo que todo ello evidencia es que la empresa no se ha limitado a contratar un servicio de transporte de comida en el que lo esencial sea la entrega en sí sin entrar en el detalle de cómo se ha de realizar, sino que ha establecido con toda precisión la forma en la que se ha de prestar ese servicio, homogeneizándola para todos los repartidores, a quienes se anima a presentarse como parte de Deliveroo y a quienes, como antes vimos, se les entregaron medios de trabajo con esa marca", señala el juez.


LA EMPRESA DEFENDIÓ QUE LOS 'RIDERS' SON AUTÓNOMOS


Desde la empresa recalcaron en vísperas del juicio que los 'riders' son trabajadores autónomos que ven en Deliveroo "una fórmula para obtener ingresos adicionales" y que la "flexibilidad" que ofrecen es la principal razón para colaborar con ellos, como prueban las 600 solicitudes a la semana que reciben para trabajar como repartidores.


Al respecto, fuentes de Deliveroo detallaron que los usuarios no tienen la obligación de iniciar sesión en la aplicación "ni de aceptar pedidos" (los 'riders' pueden rechazar pedidos). "Los 'riders' deciden cuándo y dónde trabajan, pudiendo cambiar de planes cuando lo consideren, y pudiendo trabajar para varias compañías al mismo tiempo", enfatizan.


Como dato, recalcaron que el 85% de los 'riders' en España afirman que lo que más valoran de trabajar con Deliveroo es la flexibilidad, algo útil para estudiantes (el 25% de los riders en España) y para las personas que necesitan cuidar a sus dependientes. En promedio, los 'riders' en España trabajan 20-25 horas a la semana y no supone un reemplazo para el empleo tradicional.


Por otro lado, enfatizaron que la media de los riders de Deliveroo cobran alrededor de 10 euros por hora más IVA, "muy por encima" del salario mínimo. De hecho, subrayaron para un rider "prototipo" que trabaja 25 horas por semana, significa un ingreso mensual de más de 1.200 euros brutos al mes. Además, plantearon que los riders a menudo trabajan con diferentes plataformas multiplicando así sus ingresos.


DELIVEROO APELARÁ EL FALLO DE LA SENTENCIA


La compañía apelará el fallo de la sentencia sobre sus 'riders' al considerar que no refleja la forma en que los 'riders' colaboran con la compañía. Deliveroo ha asegurado que colabora con 'riders' autónomos, ya que esta modalidad les permite tener la flexibilidad y el control que desean. 


"Como autónomos, los 'riders' pueden elegir si quieren trabajar o no, así como cuándo, cuánto y con qué compañía hacerlo", ha señalado la firma después de que la Justicia haya declarado que los cerca de 500 repartidores demandantes, conocidos como 'riders', estaban sujetos a una relación laboral con la compañía en que prestaron sus servicios.


Deliveroo ha vuelto a abogar por una reforma legal que permita a las empresas ofrecer a los 'riders' autónomos más seguridad, sin poner en peligro la flexibilidad, que "es lo que lo propios 'riders' han manifestado que desean". "Esto es por lo tanto lo que todos debemos tratar de ofrecerles", ha señalado la firma.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH