martes, 22 de octubre de 2019

Más del 30% de las empresas europeas no están preparadas para afrontar los riesgos ambientales

|

El 31% de las empresas europeas valora que los riesgos climáticos y ambientales son la principal amenaza para la que están peor preparadas sus organizaciones, según la última edición del estudio 'Global Risk Landscape 2019 Europa' de BDO.


Riesgos ambientales



El estudio recoge las valoraciones de 90 altos cargos ejecutivos de empresas líderes en Europa donde se detalla que el daño a la reputación y al valor de marca (31 por ciento), la capacidad de financiación (30 por ciento) y la desaceleración económica mundial (30 por ciento), se presentan como las amenazas para las que cuentan con menor capacidad de resolución.


LOS PRINCIPALES RIESGOS HAN CAMBIADO


De ese modo, el informe de BDO destaca cómo los principales riesgos en 2019 han cambiado con respecto al del año anterior. En este sentido, la edición del informe de 2018 concluyó que las principales amenazas para las empresas europeas eran los riesgos regulatorios y macroeconómicos.


Estos dos riesgos siguen siendo cuestiones relevantes para las organizaciones europeas, pero los riesgos de fraude tecnológico y la desaceleración económica se sitúan entre las principales preocupaciones para las empresas de Europa.


LA AMENAZA MEDIOAMBIENTAL Y LAS EMISIONES DE CARBONO


El estudio detalla que la principal preocupación de carácter ambiental para las empresas europeas se basa en la implementación de un modelo de gestión y de negocio que conlleve bajas emisiones de carbono, ya que esta transición afecta a muchas áreas de las operaciones comerciales de las compañías.


Mientras, la amenaza medioambiental se enmarca dentro del plan de la Unión Europea que aboga por una Europa climáticamente neutra en 2050, junto con otros objetivos como la reducción de gases de efecto invernadero y de carbono establecidos para 2020 y 2030.


No obstante, apunta que pese a la gran incidencia que conlleva para las empresas no afrontar los riesgos ambientales, solo un 19 por ciento de las empresas ha tenido en cuenta en sus evaluaciones de riesgos los daños climáticos causados por los humanos, mientras que un 20 por ciento de las compañías ha registrado y contemplado los riesgos climáticos virulentos durante más de tres años en sus informes.


Frente a la gran importancia que están adquiriendo factores de riesgo relacionados con el entorno y la reputación de la marca, las empresas europeas deben considerar estas amenazas con el mismo grado de evaluación y mitigación que otros riesgos "tradicionales", como el riesgo financiero u operacional.


RECALCULAR LA PLANIFICACIÓN DE RIESGOS


El informe también revela cómo una gran mayoría de las empresas europeas deben reconsiderar el enfoque y la planificación de riesgos.


Tres cuartas partes de las empresas valoran que con regularidad se consideran dentro de sus análisis riesgos 'black swan' (amenazas novedosas y altamente difíciles de predecir) en lugar de amenazas 'grey rhino' (amenazas obvias y tradicionales, pero frecuentemente ignoradas).


Así, advierte de que es necesario que las empresas europeas reevalúen el análisis de los riesgos para lograr un equilibrio entre el tiempo dedicado a los riesgos evitables, los riesgos estratégicos y los riesgos externos difíciles de prever.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH