sábado, 21 de septiembre de 2019

Tensión en las puertas del Parlament por los radicales independentistas

|

Una hora después de que acabara la manifestación independentista organizada por la ANC en la Gran Vía, decenas de personas han entrado en el Parc de la Ciudadella para dirigirse al Parlament de Catalunya para protestar y alborotar.


Se han vivido momentos tensos. Los manifestantes han quemado una pancarta con el lema 'Botiflers' y han lanzado bengalas, botes de humo, piedras y otros objetos a los Mossos de Esquadra.


Los agentes dispusieron un cordón policial y vallas a unos metros de la fachada y avisaron por altavoz de que van a cerrar el recinto.


El aviso se produjo sobre las 20 horas, una vez blindada la fachada con un cordón de agentes antidisturbios en la zona, donde hay 15 vehículos policiales, 13 de los cuales son furgones.


La primera línea de los concentrados es la que provoca los altercados: van encapuchados y han lanzado botes de humo y piedras a los Mossos -además de impactar contra al menos un periodista-, y la policía ha pedido desde el principio por altavoz que depongan su actitud.



La primera línea de la concentración la ocupan, pegados a las vallas, activistas que van encapuchados, y los Mossos d'Esquadra han pedido por altavoz que esta parte de los concentrados depongan su actitud.


Los antidisturbios de Mossos están desplegados junto al edificio, ante el cual hay numerosos furgones policiales.







La reportera de TVE Ángela García Romero fue agredida mientras realizaba una conexión en directo:



Los Mossos han desalojado sobre las 21 horas a los aproxidamente 300 concentrados ante el Parlament y han empezado a cerrar todos los accesos al parque de la Ciutadella, el recinto donde está el edificio.


Pasadas las 21.00, quedan fuera de la Ciutadella la mayoría de los concentrados.


La pequeña parte de activistas que habían lanzado objetos a los Mossos ante la Cámara siguen haciéndolo fuera -les tiran piedras, como habían hecho antes-.


QUEMAN UNA FOTO DE EL REY


Por otra parte, varios encapuchados han quemado una foto del Rey Felipe VI, otra del presidente de Francia, Emmanuel Macron, y una bandera europea durante la manifestación de la Izquierda Independentista por la Diada.


Queman una foto del Rey y de Macron y una bandera europea en la manifestaciu00f3n de la Izquierda Independentista


La movilización, que ha reunido a unas 3.000 personas, ha comenzado sobre las 18.45 en la plaza Urquinaona de Barcelona bajo el lema 'Organicemos el poder popular. Hacia la independencia no hay atajos', y estaba convocada por las organizaciones de la Izquierda Independentista --Alerta Solidària, CUP, Arran, COS y el Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans (Sepc)--, y en la cabecera estaba la diputada de la CUP en el Parlament Maria Sirvent.


Los manifestantes han exhibido 'esteladas', banderas independentistas de otros lugares y han gritado '1 de octubre, ni olvido ni perdón', 'Ni Francia ni España: Països Catalans' y 'Independencia, socialismo y feminismo'.


La marcha ha discurrido sin incidentes por la calle Trafalgar y el paseo Lluís Companys, y también han protestado contra los cuerpos policiales: 'Mossos, Guardia Civil y Policía Nacional, alianza criminal', 'Fuera las fuerzas de ocupación' y 'Los Mossos también son fuerzas de ocupación'.


En declaraciones a los medios, Rita Bruguera (Endavant) ha defendido que en los últimos años se ha demostrado que sin desobediencia no se alcanzará la independencia, y tampoco con gobiernos "que hagan pactos y renuncias que perjudiquen sobre todo" a la clase trabajadora.


Por parte de Arran, Núria Martí ha afirmado que "los cortos plazos, los pactos e ir de la ley a la ley no sirven para nada", por lo que ha apostado por desobedecer y autoorganizarse desde la base.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH