Pedro Sánchez: "El Gobierno de coalición con Iglesias solo hubiese durado unos meses"

|

Pedro Sánchez sale a ganar... pero sin hacer autocrítica. Este podría ser el resumen de la primera entrevista que el presidente del Gobierno en funciones ha concedido después de que fracasaran todas las negociaciones para lograr una investidura exitosa.


Rueda de prensa del presidente Sánchez en el Complejo de La Moncloa tras reunirse con el Rey en Zarzuela



Los españoles volveremos a votar en unas elecciones generales --las cuartas en cuatro años-- el próximo 10 de noviembre y todos los actores políticos se están posicionando de cara a la cita electoral. Sánchez quiere presentarse como un líder respaldado por los ciudadanos que intentó hasta el final recabar apoyos a derecha e izquierda.



Si la investidura fracasó, según el candidato socialista, fue porque tanto Podemos como PP y Ciudadanos no se avinieron a facilitar aquello que el pueblo había decidido: un Ejecutivo del PSOE fuerte con apoyos externos. "Comparto el hastío de los ciudadanos", ha afirmado Sánchez. "Me preocupa la situación de interinidad que vive el país. Tenemos una oportunidad de votar de nuevo y que haya una mayoría más amplia, además de que haya un gobierno que haga frente a los retos", ha continuado.


SI GOBERNASE CON PODEMOS, "NO DORMIRÍA POR LA NOCHE"


Después de comparar los resultados del PSOE con los de Podemos, PP y Ciudadanos, Sánchez ha querido sacarse de encima cualquier responsabilidad por la falta de pactos. "Para lograr un gobierno progresista era necesario el entendimiento con Unidas Podemos, pero el planteamiento de un gobierno con Pablo Iglesias se ha revelado imposible", se ha lamentado Sánchez. Ha llegado a decir que si Podemos formase parte del gobierno, "no dormiría por la noche".


"Hoy podría ser presidente del gobierno", dice Sánchez en el caso que hubiera aceptado el gobierno de coalición, pero "el ministro de Hacienda" u otro "sería alguien sin experiencia del círculo de Pablo Iglesias". 


EL ÚNICO QUE SE SALVA DE LAS CRÍTICAS ES ERREJÓN


Cuando se le ha preguntado a Pedro Sánchez si preferiría gobernar mirando a derecha o a izquierda, el líder socialista ha dejado claro que el PSOE es una "opción socialdemócrata moderada", reafirmando que su socio preferente es Podemos pero que en cuestiones de Estado mantiene diferencias con la formación morada.


Antonio García Ferreras ha preguntado porqué no acepta a Pablo Iglesias en el gobierno y sí a Irene Montero, algo a lo que Sánchez no ha logrado dar una respuesta coherente más allá de asegurar que la presencia de Iglesias hubiera producido un Ejecutivo "bicéfalo".


Sobre Ciudadanos, Sánchez tampoco se ha ahorrado ataques: ha afirmado que tiene un color "azul oscuro casi negro" y que siempre que ha podido ha intentado desahuciar al PSOE de cualquier institución pactando, si es necesario, con la extrema derecha. Por todo esto, Sánchez ha tildado de "ciencia ficción" la idea de pactar un gobierno con Albert Rivera.


El único que ha sido piropeado por Sánchez ha sido Errejón: "me parece que ha dicho cosas positivas y esperanzadoras". Tomen nota.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH