miércoles, 20 de noviembre de 2019

Barcelona arde en una noche de violencia sin control

|


Lo que ha empezado como una situación tensa entre estudiantes y agentes en torno a la Jefatura de la Policía Nacional, ha desembocado en una batalla campal en el centro de Barcelona.


En la cuarta noche consecutiva de protestas tras la sentencia del procés, la Policía Nacional se ha visto obligada a desempeñarse a fondo para controlar la violencia desatada por los manifestantes violentos que, tras la manifestación pacífica convocada por ANC y Òmnium, han desatado el caos en el centro de la capital catalana.


La Policía Nacional ha empezado a cargar este viernes sobre las 18.00 horas contra manifestantes que se han congregado desde las 13.00 ante la Jefatura Superior de Policía, en la Via Laietana de Barcelona, después de que los concentrados protagonizaran altercados. La Policía ha detenido a diez manifestantes.


Dos equipos de Televisión Española que cubrían a pie de calle los actos violentos provocados por radicales en Barcelona han sido agredidos, según se ha informado en el Canal 24 Horas.


Los informadores de la televisión pública han tenido que retirarse después de que algunos de sus componentes fueran agredidos con el palo de una bandera y que le fueran arrojados huevos, según ha señalado TVE.


Un policía ha sido gravemente herido y ha tenido que ser atendido por sus compañeros, que lo han retirado de los incidentes.



Manifestaciu00f3n violenta laietana imagen 3


LOS MOSSOS ESTRENAN EL CAÑÓN DE AGUA


Los violentos han quemado contenedores, para hacer una barricada e impedir el paso de furgonetas policiales, y han tirado multitud de objetos contundentes -como piedras y bolas de acero--y petardos a la Policía, llegando a enfrentarse en algún momento con los agentes.


Han alzado una barricada de vallas en la calle Fontanella --una de las que desemboca en Via Laietana-- y han prendido una hoguera en el cruce de la vía con plaza Urquinaona. Desde ahí, la manifestación se ha desplazado hasta Plaza Universitat, montando más barricadas a su paso y atacando a los furgones policiales.


Camiu00f3n de agua mossos


Los Mossos d'Esquadra han estrenado este viernes por la noche su camión con cañón de agua en la Via Laietana, donde está el foco de los disturbios, para apartar barricadas.


El camión ha llegado sobre las 22.30 a la plaza Urquinaona, apartando barricadas y abriéndose paso entre hogueras.




"Es para abrir paso, no para lanzar agua", han concretado fuentes policiales poco antes, al anunciar que estaban transportando el camión hacia el lugar de los altercados.



Durante las horas que ha durado la protesta, los manifestantes, algunos de ellos encapuchados, han lanzando de forma masiva huevos, botellas de plástico, latas vacías, botes de pintura y algunas bolsas de basura llenas, y han causado incidentes a su paso.



TODO HA EMPEZADO POR UNA MANIFESTACIÓN TENSA, PERO SIN INCIDENTES GRAVES


La Policía y los Mossos d'Esquadra han dispersado pasadas las 15.00 horas a los estudiantes que se concentraban frente al edificio, pero se han vuelto a acercar al lugar.


Han hecho lanzamientos unas decenas de participantes en la concentración ante Jefatura, que sumaba centenares de estudiantes a lo largo de la Via Laietana.


Una vez desalojados de este punto, estudiantes se han concentrado en la Via Laietana, tanto por encima de Sant Pere més Alt -más numeroso- como de la plaza Antoni Maura, y un amplio dispositivo policial se ha desplegado ante la Jefatura y algunas calles adyacentes.


La Jefatura ha quedado fuertemente blindada por una decena de furgones de la Policía Nacional y vallas metálicas alrededor de la fachada.


Disturbios laietana viernes octubre imagen 2

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH