sábado, 7 de diciembre de 2019

El PNV se desmarca del frente independentista orquestado por Torra

|

El PNV no ha participado en la Declaración de Llotja de Mar por la inoportunidad del momento y falta de "espíritu constructivo", al considerar que se suscribe a escasos días del comienzo de la campaña electoral y en "un clima político enrarecido".


Además, ha destacado que el manifiesto "incide, casi de forma exclusiva, en la denuncia y en la proyección de una visión negativa de la realidad actual en el Estado español, sin apenas espíritu constructivo o propositivo".


Además, ha mostrado su "plena disposición" a trabajar "en un contexto más reposado y con margen de tiempo que demandan los grandes acuerdos, en documentos e iniciativas" que supongan una actualización o reedición de la Declaración de Barcelona de 1998.


El PNV no ha estado presente este viernes en Barcelona para rubricar la Declaración de Llotja de Mar, respaldada por una decena de fuerzas políticas catalanas, vascas, gallegas, baleares y valencianas, en la que se comprometen a defender el "derecho de autodeterminación de sus pueblos", piden "la libertad de los presos políticos y el retorno de los exiliados", denuncian la falta de "democracia plena" en el Estado español y urgen a la comunidad internacional a que se implique en aras de alcanzar una solución.


El portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban


Entre los firmantes, se encontraban PDeCAT-JxCat, ERC, la CUP, Demòcrates, Crida Nacional, EH Bildu, BNG, Esquerra Valenciana y MÉS de Mallorca y Menorca. Por su parte, la formación liderada por Andoni Ortuzar no se ha sumado por cuestiones de contenido y de contexto.


Fuentes del EBB del PNV han destacado que "la solidaridad, la cercanía y el apoyo" de su partido "con la causa del pueblo de Catalunya, las formaciones soberanistas y los dirigentes que hoy cumplen injustas penas de prisión o se encuentran a miles de kilómetros de su nación, ha quedado más que demostrada en innumerables ocasiones y en un sinfín de pronunciamientos públicos" de sus principales dirigentes.


Además, han apuntado que, en un principio, se les planteó el manifiesto suscrito hoy en Barcelona como "una segunda versión de la histórica" de la Declaración de Barcelona que en 1998 firmaron CiU, PNV y BNG. No obstante, han señalado que, "a diferencia de aquélla", la de ahora "incide casi de forma exclusiva en la denuncia y en la proyección de una visión negativa de la realidad actual en el Estado español, sin apenas espíritu constructivo o propositivo".


En este sentido, han recordado que la Declaración de Barcelona "demandaba el reconocimiento nacional de Euskadi, Catalunya y Galiza, consideraba agotado el modelo del Estado de las autonomías y proponía transformar la estructura territorial autonómica del Estado español".


El PNV considera que la firma de este documento no llega "en el momento más oportuno", ya que quedan apenas unos días para el inicio de la campaña electoral, y existe, en la actualidad, "un clima político enrarecido".


PDeCAT


La dirección jeltzale asegura, además, que su "partido hermano en Catalunya, el PDeCAT, conoce de primera mano y comprende" sus motivaciones para no suscribir la Declaración de Llotja de Mar.


El PNV ha trasladado esta misma semana al partido presidido por David Bonvehí y a otras formaciones impulsoras del manifiesto su "plena disposición a trabajar en los próximos meses, en un contexto más reposado y con el margen de tiempo que demandan los grandes acuerdos, en documentos e iniciativas que pudieran desembocar en una actualización o reedición de la Declaración de Barcelona de 1998".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH