jueves, 21 de noviembre de 2019

José Zaragoza (PSC-PSOE): “No vamos a negociar nada con aquellos que no renuncien a la vía unilateral"

|

Catalunyapress entrevista a José Zaragoza (Molins de Rei, 1961), número 4 del PSC por Barcelona. El molinense reclama a la ciudadanía dar solución al bloqueo político por los que españoles y españolas acudimos de nuevo a las urnas. 


Zaragoza apuesta por el diálogo siempre dentro del marco legal y reivindica la capacidad de los socialistas para llegar a acuerdos sobre los temas que realmente afectan e interesan a los ciudadanos.


José Zaragoza


-Catalunya y el procés marcan la agenda política y gran parte de la campaña. ¿Cree que el debate sobre el soberanismo tapa en realidad la falta de buenas propuestas?


Lo que es evidente es que el conflicto que el independentismo ha creado en Catalunya sirve para que los extremos se impongan en el debate político. Lo que está ocurriendo es que el relato político dentro de la derecha está liderado por Vox -este marca el camino y Ciudadanos y el PP lo siguen- y dentro del mundo del independentismo siguen la pauta de la CUP –es la que marca el camino y JxCat y Esquerra compiten en ese camino y no son capaces de salir de ahí-. Y como pasa en todos los caminos liderados por los extremistas, nos llevan a la confrontación. Y estos se enfrentan como lo está haciendo Pedro Sánchez, con firmeza y con templanza.


- ¿La irrupción de nuevos partidos en la escena nacional como Más País y la CUP puede modificar sustancialmente la suma parlamentaria?


Lo único que van a hacer es acentuar la radicalización de las ofertas políticas. La CUP es la que lidera políticamente el independentismo desde que en 2015 tumba a Artur Mas. Ahora, en un momento de conflicto y de violencia en las calles promovida precisamente por sectores próximos la CUP, han decidido convertir eso en resultado electoral para complicar aún más la solución del problema.


En el caso de Más País es un problema interno de Podemos. Íñigo Errejón si algo tiene es que es un producto podemita y en eso están, en un conflicto interno de un partido trasladado a la sociedad. Podemos lo único d que ofrece es una escisión, un conflicto entre Iglesias y Errejón que no aporta nada nuevo.


Aquí lo único novedoso es que los ciudadanos tendrán que escoger entre el riesgo de una victoria de los que ya han decidido previamente pactar –Casado como presidente y Abascal como vicepresidente con el apoyo de Rivera- o darle fuerza a Pedro Sánchez para un Gobierno de izquierdas que no dependa de los conflictos de Podemos.


- ¿Gobernará el PSOE con la abstención del PP?


No se va a producir. Estoy convencido de que PP y Cs no van a permitir la elección de un gobierno de izquierdas. Lo importante no es que la derecha votase en contra del PSOE en el anterior debate de investidura, era obvio; lo importante es que Podemos ha utilizado en voto contrario de la derecha para impedir la elección de Pedro Sánchez. Puro chantaje político. Y es por eso que los ciudadanos con su voto tendrán que dirimir si dan apoyo a esa estrategia de aprovechar el voto de la derecha en negativo para que él imponga sus posiciones políticas partidistas o que Iglesias no vuelva a bloquear la elección de Pedro Sánchez.


El problema de Podemos es que sus mentiras son cortas. Piden el voto para evitar que el PSOE pacte con Cs; y si estamos de nuevo en elecciones es porque ni se ha ofrecido ni se ha pactado con Cs. Ahora dicen que ya no es con Cs, que es con el PP. ¿Y el siguiente quién es?


Por el otro lado dicen que vamos a pactar con los independentistas. Pero si estos fueron lo que tumbaron los presupuestos y provocaron nuevas elecciones. Si es por el hecho de no se cede a sus peticiones de romper con el resto de España que estamos en el conflicto en el que estamos, porque no queremos depender del independentismo porque siempre que puede, tumba a las izquierdas.


Yo creo que el 10 de noviembre va a haber mucha gente que va a votar a Pedro Sánchez para evitar que continúe este bloqueo y para evitar que la derecha sume y gobierne.


- Aun con todo, ¿se contempla un pacto PSOE-Unidas Podemos?


Nosotros ofrecimos cinco acuerdos políticos y programáticos a Podemos que fueron rechazados. Ellos dicen que están en política no por los cargos sino por las políticas. Nosotros lo que hemos estado haciendo ha sido precisamente ofrecerles políticas. En este año y medio de gobierno de Pedro Sánchez con apoyo externo de Podemos hemos hecho muchas reformas y cambios interesantes, algunos se han quedado por el camino por culpa de Rufián, por culpa del voto en contra de ERC a los Presupuestos.


Imaginémonos si llegasen a aceptar una vicepresidencia –que al final rechazaron-, qué pasaría con un conflicto como el que se ha producido en Catalunya por la sentencia del procés… el Gobierno no hubiese aguantado con dos posiciones distintas. El señor Asens pidiendo amnistías y autodeterminación. ¿Se imaginan a Jaume Asens –que sonó como ministro- pidiendo la amnistía de los condenados y un referéndum de autodeterminación? Nos hubiesen llevado a elecciones anticipadas. Tenemos que formar un Gobierno que sea capaz de pactar políticas, no dos Gobiernos.


- Por lo tanto ni amnistía ni nada parecido…


Nosotros no somos ni partidarios de la amnistía ni de la autodeterminación. Eso está más que claro.


- Durante el debate televisado del 6 de noviembre,  Inés Arrimadas dijo que “el partido socialista de los complejos no parará los pies a la maquinaria nacionalista”, después de recordarle a usted el acuerdo de la Diputación de Barcelona entre PSC y JxCat –pacto con el que ERC también cargó contra los posconvergentes–. Por su parte, Álvarez de Toledo dijo que “los socialistas se quieren situar en el medio, pero con su equidistancia legitiman y blanquea el nacionalismo”. ¿No cree que muchos españoles ven en los socialistas esa equidistancia con los nacionalistas, con los que en realidad pueden llegar pactar si lo necesitan?


Es curioso; ellas dos representan a seis diputados de 48 –la señora Arrimadas a cinco diputados y la señora Álvarez de Toledo a sí misma-. Es evidente que su voz no está bien vista por una inmensa parte de los catalanes, teniendo en cuenta que más de la mitad están en contra de la independencia. Su relato es el relato de la trinchera. Hablan desde trincheras con un lenguaje bélico y lo que buscan son guerras donde los ciudadanos son la carne de cañón del conflicto. Lo único que buscan es sacar rédito electoral del problema.


La pregunta es: ¿Un político qué ha de hacer? ¿Acentuar el problema, echar más leña al fuego? Un político lo que tiene es la obligación de encontrar soluciones a un conflicto como el que existe en Catalunya. ¿Queremos continuar en la dinámica de estar en dos grupos enfrentados que no se hablan y no son capaces de llegar a acuerdos en los temas fundamentales? Es lo que está pasando en Catalunya. Llevamos tres años sin presupuestos. Tenemos un Govern que al que no le importa no tener presupuestos porque como no tiene que afrontar los problemas de la gente, siempre está discutiendo con la representante de la oposición… Y Arrimadas -antes de abandonar a sus votantes para irse a Madrid- no fue capaz de plantearles estos problemas, en Sanidad, en Educación… Su política no fue efectiva.


Nosotros sabemos que no nos vamos poner de acuerdo con la independencia -nosotros estamos en contra-, pero podemos ponernos de acuerdo en temas de Sanidad, Infraestructuras… Hace pocos días se hizo la apertura de la variante de Vallirana. Ha tenido que venir un Gobierno socialista a acabar una obra que empezó el PSOE y que estuvo paralizada por el Gobierno del PP. Hemos de hablar de las inversiones que se están licitando en el Corredor Mediterráneo. Expliqué en Molins de Rei que hemos puesto en marcha la reforma de la estación de Renfe que es la inversión más importante que ha hecho una administración pública en ese Ayuntamiento en 40 años. Y como estas, muchas más.


¿Nos podemos poner de acuerdo en aquellas cosas que benefician la vida de todos los ciudadanos? Si eso significa ser equidistantes, entonces sí. Pero no lo somos frente a la violencia, el conflicto… La derecha dice: “Ley sin diálogo”; el independentismo dice: “Diálogo sin ley”. Nosotros decimos: “Ley y diálogo”.


- En los últimos días Pedro Sánchez ha endurecido bastante su discurso contra el nacionalismo catalán…


Lo que se ha endurecido ha ido la posición del nacionalismo y la posición de Quim Torra. Torra es un presidente que corta carreteras, que no condena la violencia en las calles por parte de sectores del independentismo. Lo que está haciendo Torra es activismo cuando un Presidente de un gobierno lo que tiene que hacer es proporcional, prudente y templado. Y debe mantener una posición firme para que quede claro –a diferencia de lo que hizo Rajoy- que vale más prevenir que curar. Esto es lo que está haciendo Pedro Sánchez para evitar que las cosas lleguen al extremo en las que llegaron con Mariano Rajoy.


-Uno de los mensajes fundamentales que usted dio en el debate fue que “es muy difícil dialogar con quien no renuncia a la vía unilateral”. ¿Qué pasará cuando el PSOE vuelva a necesitar los votos de los partidos independentistas para formar Gobierno?


Lo demostramos con los Presupuestos. Nosotros no vamos a aceptar que nos condicionen en nuestra defensa de la ley y la convivencia. No vamos a negociar nada con aquellos que no renuncien a la vía unilateral y que se dedican a saltarse la ley. Porque el conflicto en Catalunya viene del Pleno del Parlament del 6 y 7 de septiembre [de 2017], cuando el independentismo intentó derogar de manera unilateral la Constitución y el Estatut. Y por eso ha habido condenas, porque se rompió la legalidad.


Lo que le pedimos a ERC es que renuncien a la vía unilateral y que en el marco de la ley podemos dialogar sobre los problemas que afectan a los catalanes. La mayoría de catalanes está de acuerdo con mejorar el autogobierno, hablemos de eso. Hablemos de las inversiones en infraestructuras, de la financiación. De todo eso podemos hablar, pero respetando la ley, la Constitución y el Estatut.


- Usted en el debate se comprometió a no llegar a un acuerdo de gobierno con el PP. ¿Sigue en pie ese compromiso?


Ni lo hemos hecho nunca ni lo vamos a hacer. Nosotros con la derecha no tenemos nada que hacer. El único lugar donde gobierna la izquierda con la derecha es en Catalunya…


- Por lo tanto, todo depende de que el PSOE mejore resultados…


Es lo que han de decidir los ciudadanos. Nosotros nos presentamos a estas elecciones obligados. En su mano está desbloquear esta situación porque el resto de partidos, a un lado y a otro, no están dispuestos a hacerlo por intereses partidistas. Con su voto determinarán si seguimos en el bloqueo o dan fuerza a un Gobierno de izquierdas para gobernar. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH