viernes, 6 de diciembre de 2019

Seat reconoce que la inestabilidad podría tener un impacto letal para su negocio en Catalunya

|

El presidente de la firma española Seat, Luca de Meo, ha asegurado, en relación con la situación que se vive en la actualidad en Catalunya, que su compañía solo tomará decisiones cuando haya movimientos que impacten en sus operaciones industriales en la factoría que mantiene en Martorell (Barcelona).


Así lo ha indicado De Meo este lunes en un desayuno, en el que ha subrayado que desde el grupo Volkswagen no entran en discusiones políticas, sino que su labor es fabricar y comercializar automóviles. "Lo que tenemos que hacer es no ser un problema", ha indicado.


No obstante, ha recordado que en las últimas dos semanas tuvieron que parar la actividad en su factoría de Martorell un día, lo que supone unas pérdidas de millones de euros para la compañía, ante lo que se ha mostrado preocupado, dado que la firma trabaja con la modalidad de 'just in time' en la cadena de suministro.


Seat martorell 24042018


"Hasta que estos movimientos no impacten en la operativa de nuestro negocio no tenemos nada que decir o decidir", ha apuntado, al tiempo que ha destacado que cuando pararon la factoría "nadie aseguraba" que la piezas iban a llegar a tiempo a la planta ni que los trabajadores iban a poder regresar a sus casas.


"Nosotros, lo único que queremos hacer es producir. Esperemos que en términos de operativa no tengamos problemas en el futuro. Esta situación no ayuda a la imagen de España ni de Catalunya", ha afirmado, al tiempo que ha destacado que los inversores necesitan estabilidad y visión a largo plazo.


RÉCORD DE PRODUCCIÓN


Por otro lado, en el desayuno organizado por Nueva Economía Fórum, De Meo ha señalado que la compañía cerrará este ejercicio con un récord histórico de producción de vehículos, al tiempo que ha apuntado que en los próximos dos o tres años no tiene preocupación en relación con que se alcanzará un nivel de utilización de casi el 100% en la instalación de Martorell.


"Es el corazón de nuestro sistema, este año lograremos el récord histórico de producción y en dos tres años no tengo preocupación de que alcancemos un nivel de utilización de planta de casi el 100%", ha resaltado. No obstante, ha incidido en que toda la industria se enfrenta en dos y tres años a una posible tormenta perfecta, con un mercado que no crece, inversiones en I+D del doble y con posibles multas millonarias por no lograr los objetivos medioambientales.


En esta línea, ha explicado que los dos próximos dos a tres años van a ser "muy desafiantes". "Vamos a tener 'rock n'roll', aunque soy optimista. Tendríamos que generar mucho 'cash' para poder invertir en esta transformación", ha asegurado.


Por su parte, el representante de CC.OO. en el comité de empresa de Seat, Rafael Guerrero, ha explicado que este ejercicio será el segundo de mayor volumen en la historia de Martorell, con 504.000 vehículos, mientras que en volumen total, Seat conseguirá un récord histórico, con 590.000 unidades.


"La realidad actual es de prudencia, en 2017 había más tensión", ha señalado, al tiempo que ha añadido que la línea actual es de tranquilidad y de expectativa ante los futuros acontecimientos.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH