jueves, 5 de diciembre de 2019

El nuevo Gobierno toma forma: el PSOE se reserva los ministerios de Estado y entrega a Podemos la agenda social

|

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias firman el preacuerdo de Gobierno


Tras el preacuerdo de Gobierno rubricado por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias el pasado martes, los equipos negociadores de ambas formaciones están cerrando los nombres que formarán parte del futuro Ejecutivo. Aunque estos no se darán a conocer antes de la sesión de investidura para no despertar recelos ni posibles vetos, algunas claves están empezando a trascender.


De momento, lo que se ha abordado entre PSOE y Podemos no son tanto los ministrables que ocuparán cada una de las carteras, sino la estructura de poder que ambos partidos se repartirán. Y en este reparto, se prefiguran dos sectores: por un lado, los departamentos de Estado --Defensa, Interior, Exteriores y Justicia--, de los cuales el PSOE no quiere renunciar a ninguno; por otro lado, las carteras con mayor peso social, como Educación o Sanidad, que los socialistas están dispuestos a entregar a la formación morada.


Cuestión aparte son los pilares de la política económica --Hacienda y Economía--, en los cuales podría darse un funcionamiento mixto: primeros espadas socialistas como ministros, secretarios de Estado morados en el segundo puesto del escalafón.


En cualquier caso, ni PSOE ni Podemos quieren pillarse los dedos lanzando globos sonda sobre posibles ministros. Esto solo favorecería un enrarecimiento del ambiente de acuerdo, puesto que sería fácil analizar el historial de cada candidato antes de la investidura tanto en un sentido favorable como desfavorable.


La opción elegida consiste en presentar ante la sociedad un acuerdo que desatasque la parálisis política y dejar los detalles para más adelante. De ahí que hasta que no pase la investidura, cuya fecha no se producirá hasta finales de diciembre, no parece que puedan vislumbrarse con credibilidad los hombres y mujeres que formarán parte del nuevo Gobierno progresista.


MINISTRABLES RECONOCIBLES


Dado que Unidas Podemos es un espacio político en el que confluyen varias fuerzas, se pretende que la mayoría de las familias estén representadas en el Consejo de Ministros. Así, alguno de los diputados de Izquierda Unida (Alberto Garzón, Yolanda Díaz) podría entrar, o incluso un perfil muy marcado como el de Juantxo López de Uralde, que tras fundar Equo se ha quedado con la bandera del ecologismo en el partido morado, motivo por el que podría ser candidato a ostentar la cartera de Transición Ecológica. Quien no parece tener opciones de estar en el Ejecutivo es el portavoz de En Comú Podem, Jaume Asens.


En todo caso, las personas que Iglesias elegirá para que le acompañen en su andadura en el Gobierno de coalición con el PSOE serán miembros reconocibles del trabajo parlamentario del grupo confederal. Por ejemplo, si ya en julio Irene Montero casi tocó la vicepresidencia, ahora es muy probable que acabe dirigiendo alguna de las carteras que ostenten los morados.


Otros de los dirigentes de Podemos que puede jugar un papel clave en el nuevo Gobierno podrían ser tanto Rafa Mayoral (muy ligado a las luchas de los colectivos sociales) como Pablo Echenique, persona de la máxima confianza de Iglesias que fue el encargado de liderar las negociaciones de julio y que ha sido hasta las autonómicas de mayo secretario de Organización de Podemos.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH