lunes, 9 de diciembre de 2019

El Circ Històric Raluy regresa a Barcelona con 'Un viatge en el temps'

|

"Carlos Raluy no era una persona extraordinariamente culta, y sus chistes eran muy malos, pero amó el circo desde su infancia", dijo su hermano Francis, y añadió que "cuando era niño y sus hermanos nos dedicábamos a jugar, él fabricaba circos en miniatura porque llevaba el circo en las venas". Carlos, uno de los miembros de esta saga de artistas de circo y variedades y cofundador y director del Circ Històric Raluy, falleció repentinamente hace unos días, poco antes de venir con toda su troupe a Barcelona para hacer la tradicional campaña de Navidad en el recinto portuario, frente a Correos con el nuevo espectáculo 'Un viatge en el temps'.


Teatro Circo Raluy Los artistas en torno a una foto de Carlos Raluy


La historia de la familia Raluy viene de antiguo. Fue el 11 de febrero de 1911 cuando nació Luis Raluy Iglesias y, aunque vio la primera luz en Carcasona, se crió en Sant Adrià del Besos. Luis mamó el ambiente del espectáculo de manos de su padre Francisco, que iba de pueblo en pueblo con una cabra y un oso, entreteniendo a las buenas gentes con las que se encontraba por algunas monedas. Con este aprendizaje no es extraño que Luis se colase en la primera carpa con la que se encontró y empezarse a ensayar los números que había visto. Con tan buen resultado que, cuando se enteró que el trío Siles tenía una baja, se ofreció para cubrirla y con 20 años empezó una vida nómada que no se acabaría sino con la muerte.


Eso sí, tuvo una interrupción, obligada y forzosa, por mor de la guerra civil y de la posterior estancia en un campo de concentración. Tras la recuperación de la libertad llegó el momento del reencuentro con su vocación. Luis acudió entonces al famoso London Bar de la calle Conde del Asalto de Barcelona, centro de reunión de artistas de circo y variedades y punto de contratación, para buscar trabajo. Entrenó a su novia Marina Tomás Jorba para el trabajo de la barra y se enrolaron en algunos de los numerosos circos que recorrían España por aquel entonces. Marina y Luis tuvieron descendencia, Luis, Carlos Eduardo y Francis, destinados desde su nacimiento a perpetuar la saga circense. Viajaron por Asia y África y cuando la suerte se les torció en Hong Kong en 1963, regresaron a España, enrolándose entonces en otros circos con los que siguieron un periplo inacabable, que acabó con la disgregación familiar. Hoy son varios los circos que llevan el nombre de Raluy siendo el Històric uno de ellos. Un circo que, además, ha sabido conservar el espíritu coleccionista de la familia, empeñada en recuperar viejos carromatos que hacen de la campa un verdadero museo al aire libre.


El fallecimiento de Carlos hace una semana ha obligado a replantear algunos aspectos de 'Un viatge en el temps', pero el nuevo show se presenta en la ciudad condal con todo esplendor, bajo un chapitó cargado de historia y rodeado de una veintena de hermosas caravanas, algunas casi centenarias. Una docena de artistas de Italia, Hungría, Portugal, Ucrania y, por supuesto, España, mostrarán sus capacidades artísticas en las diversas especialidades: acrobacia aérea, contorsionismo, forzudo, malabarismo, equilibrismo y, desde luego, en el humor, con la indispensable presencia de Sandro Roque como payaso. Carlos ya no estará como el director y presentador que fue hasta ayer mismo, pero su espíritu permanecerá tanto en el desarrollo de la función, como a lo largo del ancho mundo donde que sus hermanos, hijos -su hija Rosa estuvo en la presentación y pronunció una sentidas palabras- y sobrinos sigan haciendo realidad el mayor espectáculo del mundo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH