Sánchez resta importancia al escándalo de Podemos para centrarse en las "novedades" del Gobierno de coalición

|

Sánchez no va a modificar su hoja de ruta por el escándalo de presunta corrupción en Podemos. Pese a que día tras día aumenta la presión sobre Iglesias a raíz del despido de dos abogados de la formación morada, el líder del PSOE no quiere que la formación de Gobierno quedé salpicada por esta polémica. Sánchez espera que su "socio prioritario" sea capaz de capear el temporal de forma rápida y solvente para anunciar el nuevo Ejecutivo cuanto antes.


El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, se estrechan la mano


Asimismo, el presidente del Gobierno en funciones tiene pensadas algunas "novedades" para su próximo Gobierno, según avanza 'El Independiente'. En 2017, Sánchez ya sorprendió con una configuración del Consejo de Ministros efectista que incluía desde un astronauta y presentador de televisión, hasta personalidades avaladas por su gestión al frente de instituciones europeas.


Esa mezcolanza fue bien recibida por tirios y troyanos y, en esta ocasión, el líder socialista también quiere lograr una impresión parecida. La idea podría pasar por preservar la continuidad en algunas carteras clave para el PSOE --los llamados "ministerios de Estado", como Defensa, Economía e Interior-- y dar paso a nombres con gancho en ministerios sociales o de nuevo cuño.


En este segundo apartado es donde Podemos, a su vez, también podría imponer su cuota de representatividad en un Ejecutivo que, en cualquier caso, va a ser diseñado meticulosamente desde Ferraz.


Por todo ello, no va a haber voces en el PSOE que hagan leña del árbol caído con el último brete de la formación morada. El silencio respecto a las revelaciones de los exabogados de protección de datos de Podemos es clamoroso. Los socialistas esperan que esta generosidad en el trato de los "affaires" de su socio sea traducido en el futuro por juego limpio por parte de Iglesias, máxime cuando hay aún asuntos pendientes en los tribunales (el caso de los cursos de formación en Andalucía, por ejemplo) que podrían estallarle al PSOE en el momento menos propicio.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH