Iguales

Enric Botí
Delegado territorial ONCE Catalunya
Artículos anteriores

RecursoOnce


La ONCE hace 81 años el 13 de diciembre, Santa Lucía. En este tiempo se ha convertido en una de las señas de identidad solidaria de nuestra sociedad. Una iniciativa de las personas ciegas y con otras discapacidades que, sintiéndose diferentes, quieren ser tratados como iguales.


Inclusión, discapacidad, ilusión... iguales, son términos que se asocian a la ONCE, una Organización con nombre de número que nació buscando el bien común y que arrancó con una idea innovadora para intentar dar soluciones: la inclusión real y la autonomía plena de las personas ciegas y con discapacidad en todos los ámbitos de la vida.


Hoy nos puede parecer algo normal -aunque sin que se haya conseguido plenamente- pero hace casi un siglo supuso una revolución de las personas ciegas que buscaron en la unidad la solución para superar su realidad humana de exclusión y abandono. Querían ser iguales.

Aquellos primeros activistas de la discapacidad que conformaron las primeras organizaciones como el Sindicato de Ciegos de Catalunya, eran claramente unos adelantados a su tiempo.


Unos utópicos que predicaban la inclusión para mirar a cada persona como lo que es, para dar a cada uno la oportunidad de desarrollarse sin tener en cuenta sus discapacidades y sí sus capacidades. No se trata de tratar a todos por igual, para que todos partimos con nuestras diferencias, pero sí aspirar a que todos seamos iguales en el acceso a derechos y oportunidades.


Iguales en la calle; iguales en el trabajo; iguales en la escuela; en el parque; en el deporte; en el ocio; a la familia... Iguales en la vida o ante las instituciones, compartiendo siempre la realidad que nos toca vivir.


Iguales como concepto de inclusión para proporcionar a cada individuo todo lo que necesita para sentirse parte de una sociedad que nos pertenece a todos. Iguales porque desde el respeto a la diferencia, reivindicamos que lo que realmente necesitamos es sentirnos iguales.


Todos tenemos los nuestro anhelos e ilusiones. Son aspiraciones que parten de la base de sentirnos iguales para poder después cada uno ser como quiera ser.


Los que nos impulsaron con la necesidad de sentirse iguales, lanzaron a la calle un grito que pronto se hizo sentir, notar e incluso de menos en muchas esquinas, plazas, calles y lugares de paso en pueblos y ciudades de Catalunya: "¡iguales, para hoy, iguales!"


"Iguales para hoy" dignificó a la personas ciegas para definir un clamor de inclusión que hacía referencia a sus cupones, que se imprimían iguales. Y, también, a algo más grande: la realidad de sentirse iguales de los que no lo habían sido nunca; iguales para hoy, iguales para mañana, iguales para siempre.


Porque iguales es un concepto que nos ha movido siempre y que desde ONCE Catalunya queremos seguir gritando con fuerza. Necesitamos trabajar como iguales; estudiar como iguales; conversar como iguales; vivir como iguales y, desde esta perspectiva, dibujar sociedades mejores para hoy, para mañana, para siempre.


Y no estamos ni queremos estar solos. Nos sentimos parte de una acción social, que debemos impulsar como protagonistas. Colaboramos con todos los movimientos y acciones que caminan en esta línea de prosperidad y futuro: partícipes de la economía social; de la Mesa del Tercer Sector; del COCARMI; de las Organizaciones de Acción Social o de cuantas iniciativas se mueven en esta dirección.


Estamos alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas que, con total rotundidad, en su Objetivo número 10, Reducción de las desigualdades, apunta que, aunque la protección social se ha extendido significativamente en todo el mundo "las personas con discapacidad tienen hasta cinco veces más probabilidades de enfrentarse a gastos de salud calificados de catastróficos". Han oído bien, catastróficos, es decir, todo lo más alejado posible de iguales.


Por ello, sentirnos todos iguales y luchar para seguir este camino que iniciamos hace justo 81 años es una de las máximas de la ONCE Catalunya y del Grupo Social ONCE. Conseguir oportunidades para personas con discapacidad creando así un mundo más sostenible, sin dejar a nadie atrás.


Conseguir que la desigualdad que siempre ha perseguido -y persigue- a las personas con discapacidad en todo el mundo lo sea cada vez menos. Y por eso hemos llamado, llamamos y llamaremos: "Iguales". Por hoy, para mañana, para siempre, IGUALES.


Artículo firmado por:


Enric Botí, delegado territorial ONCE Catalunya



David Bernardo, presidente del Consejo territorial ONCE Catalunya

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.



Más autores

Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH