jueves, 20 de febrero de 2020

Dincat presenta un libro blanco para favorecer la inclusión laboral de las personas con discapacidad

|

El pasado jueves 19 de diciembre, se presentó en la sede del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social el 'Libro Blanco para la formación, empleo y trabajo de las personas con discapacidad y especiales dificultades en los centros especiales de trabajo de Catalunya', estudio realizado gracias a la participación de Dincat ya la colaboración de la escuela de negocios IESE.


Manel Palou, presidente de DINCAT, abrió el acto dando la bienvenida a los asistentes y agradeciendo el apoyo del Ministerio, de Plena Inclusión y de AEDIS par a la organización del evento. Palou explicó que el principal objetivo del Libro blanco es garantizar la ocupación de las personas con discapacidad y especiales dificultades (la población activa en personas sin discapacidad es del 78% mientras que este porcentaje cae al 35% en personas con discapacidad).


En este sentido, el Libro Blanco quiere dar respuesta a las dificultades de acceso a la ocupación de un colectivo especialmente vulnerable y con unas singularidades tan específicas que requieren soluciones propias. Palou finalizó su intervención expresando la voluntad de DINCAT de trabajar conjuntamente con el resto de actores para redirigir la situación del sector.


Campuzano, presentaciu00f3 libro blanco Dincat

Carles Campuzano, director de Dincat, y Daniel-Aníbal García, miembro del comité ejecutivo del CERMI


El acto contó con la presencia de la Secretaría de Estado de Trabajo en funciones, Yolanda Valdeolivas, que mostró el compromiso del Ministerio para seguir garantizando la igualdad de oportunidades y la plena integración de las personas con discapacidad y especiales dificultades al mercado laboral.


Expuso algunos de los avances que se habían hecho con respecto a la inserción laboral de las personas con discapacidad, pero asumió también que las medidas impulsadas todavía seguían siendo insuficientes y que hay que seguir trabajando y avanzando para garantizar un mayor control sobre el cumplimiento y aplicación de la normativa vigente a los CETS y de las obligaciones que recaen en la empresa ordinaria.


Valdeolivas, puso de manifiesto la gran utilidad social de los Centros Especiales de Trabajo, pero también destacó su papel como espacios de generación de empleo y como referentes productivos y de calidad. Además, también se refirió explícitamente a la formación dual adaptada como pieza clave para favorecer la contratación del colectivo.


Reconoció públicamente que Catalunya había sido una comunidad pionera en este ámbito y puso en valor el Libro Blanco por considerar que el modelo que propone es perfectamente extrapolable al resto del Estado.


Finalizada la intervención de Yolanda Valdeolivas, el acto continuó con la exposición de los principales aspectos del Libro Blanco, a cargo de Luis Palencia, profesor de IESE y uno de los autores del Libro Blanco. Concretamente habló de las singularidades de los CETS asociados a Dincat, singularidades que vienen dadas por su propósito (mejora de las condiciones de vida de las personas con discapacidad intelectual con especiales dificultades), por su proyecto (76% de las entidades ofrecen más de 4 servicios), por su amplia implantación territorial y por su configuración jurídica (el 95% son entidades sin ánimo de lucro).


IMG 7440

Manel Palou, presidente de Dincat


El profesor también hizo mención a los principales retos de los CETS, destacando los recortes que han significado una retirada de 36,5 millones de financiación en los últimos diez años, las rígidas normativas administrativas, la capacidad competitiva o la inflación de costes (SMI) versus la baja productividad derivada de las especiales dificultades del colectivo.


Las propuestas que presenta el Libro Blanco pasan, principalmente, por una apuesta por la discriminación positiva para las personas con discapacidad intelectual con especiales dificultades, por una discriminación positiva para las entidades de la iniciativa social y por un proceso de co-creación con los agentes implicados, apostando por la formación, la flexibilización y la adaptación al ciclo vital de la persona o la financiación y la discriminación positiva.


Durante el acto, también intervino Pueyo Pons, asesora jurídica y secretaria técnica de Amadip Mención, fundación que trabaja en el sector de la discapacidad intelectual desde 1962 en Mallorca y que es pionera en el campo de la formación dual y programas de inclusión laboral. Pueyo Pons, explicó el modelo de éxito que se ha llevado a cabo en las Islas Baleares, modelo que se caracteriza por tener el centro de sus políticas la formación dual y unos itinerarios que garantizan al usuario flexibilidad, atención individualizada y seguridad.


Posteriormente, Ricard Aceves, miembro de la Junta Directiva de DINCAT, moderó el debate entre Enrique Galván, director de Plena Inclusión y Bernabé Blanco, presidente de AEDIS, que aportaron diferentes puntos de vista sobre el Libro Blanco, coincidiendo ambos en la necesidad de que los diferentes actores participen de manera cooperada para afrontar la situación delicada que vive el sector y poniendo sobre la mesa que el Libro Blanco es un modelo que beneficia no sólo a la especial dificultad, sino al conjunto de la discapacidad ya la sociedad en general.


El acto concluyó con la intervención de Daniel-Aníbal García, miembro del comité ejecutivo del CERMI que destacó la importancia de la iniciativa social y la reinversión de los beneficios, y con las conclusiones y los agradecimientos del Carles Campuzano, Director de DINCAT, quien compartió con el asistentes el deseo de que el desarrollo del Libro Blanco cuente con la implicación de todos los agentes, permitiendo así garantizar el derecho al trabajo de las personas con discapacidad y especiales dificultades y marcando un antes y un después en el sector.


Campuzano, también señaló que hay que contemplar medidas que permitan que aquellos puestos de trabajo pagados con SMI, sigan siendo viables. El Director de DINCAT también manifestó, que el 70% de la plantilla de los CETS de DINCAT, cobra el SMI, y que un incremento intenso del sueldo mínimo legal puede tener efectos negativos, si no va acompañado de ayudas y recursos del Gobierno para compensar un incremento de los costes laborales.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH