El Teatre Lliure explora los límites de lo "políticamente incorrecto" en una nueva obra

|

El Teatre Lliure de Barcelona explorará los límites de lo "políticamente incorrecto" en su nueva obra 'It don't worry me', que se estrenará el próximo jueves 16 de enero y que escenifica "las tensiones entre el arte y la corrección política" jugando con la ofensa y sus mecanismos.


La pieza nace de la complicidad entre la compañía catalana Atresbandes y el colectivo formado por el actor francés Bertrand Lesca y el inglés Nasi Voutsas, han explicado la representante de Atresbandes, Mònica Almirall, junto a ambos actores y protagonistas de la obra, este martes en rueda de prensa.


Aunque la obra también explora de qué manera la corrección política afecta y cambia a la sociedad europea, la pieza pone el foco en cómo este fenómeno modifica el trabajo de los artistas, mediante una serie de artefactos escénicos con los que los protagonistas se cuestionarán aquello que como artistas "han dejado de hacer o de decir", ha explicado Almirall.


El cartel de la obra 'It don't worry me'

LOS LÍMITES DEL ARTE


'It don't worry me' tiene como objetivo poner sobre la mesa el debate interno entre las dos compañías sobre si el teatro debe convertirse en una herramienta social o si debe limitarse a cumplir una función estética, así como si el artista debe ser responsable de aquello que crea o si el arte "no tiene límites", ha añadido.


"¿El arte necesita límites?", se han preguntado los miembros del equipo, a lo que todos han respondido que un posible límite podría ser "cuando el arte se convierte en ofensivo por el simple hecho de serlo, cuando ya no es ni gracioso", ha asegurado Lesca.


"Uno de los motivos por los que decidimos escoger este tema fue porque veíamos que la gente se sentía censurada por miedo a no poder decir lo que realmente piensa", ha subrayado Voutsas.


UNA OBRA "DE RIESGO"


La obra se presenta como una obra "de riesgo", ha explicado Almirall, ya que no se sabe cuál será la reacción del público ante un espectáculo que juega con un tema tan sensible como la corrección política.


Ambos actores, que residen en Inglaterra, han coincidido en que "hay muchos temas que se pueden tratar en España que en Inglaterra nunca se podrían abordar", y han explicado que ello se debe a muchos años de diferencia entre un país y otro en lo que respecta al debate sobre lo políticamente incorrecto.


"Por ejemplo, el tema racial es algo que en Inglaterra nunca podríamos tocar", ha asegurado Lesca y ha explicado que existe una gran diferencia cultural en este aspecto.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH