viernes, 21 de febrero de 2020

​Un restaurante cobra 38 centavos por "preguntas estúpidas"

Moisés B. Martínez

Un restaurante en Denver, Colorado, Estados Unidos, elaboró una lista de "preguntas estúpidas" hechas a sus empleados por los clientes y comenzó a cobrar 38 centavos por cada una de ellas.


Uno de los "receptores" decidió publicar la factura en Instagram y rápidamente la publicación se volvió viral.


Son 0,38 dólares por molestar a los empleados con lo que los dueños de Tom's Diner consideran "preguntas estúpidas". 




Todo se especifica en los tickets de este restaurante -un clásico de Denver que lleva 20 años abierto, muy querido por la población, que incluso se unió para evitar su demolición-.


Esta parece ser otra de las varias publicaciones que ocasionalmente aparecen en las redes sociales de las facturas de los restaurantes publicadas por los clientes, que normalmente se elevan contra los precios cobrados. En este caso, sin embargo, no es tanto el coste de la factura, sino a lo insólito del caso.


Para que nadie cuestione los criterios de clasificación, Tom's Diner anuncia en el menú los ejemplos de preguntas "estúpidas". Es decir, se avisa a los clientes con antelación.


La carta del restaurante  Tom's Diner advierte de que combran por preguntas estu00fapidas



Esta medida inusual se dio a conocer después de la publicación de la factura por parte de un cliente, que se identifica en Instagram como "copendejo", aunque no ha dicho cuál fue la "pregunta estúpida" que hizo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH