viernes, 28 de febrero de 2020

España se proclama campeona de Europa de balonmano

|

La selección española, dirigida por el técnico de Sarrià de Ter, reescribió la historia, algo que parecía casi imposible: el campeón de Europa revalidó su corona y lo logró ante un rival potentísimo, Croacia.


Balonmano




Croatas y españoles volvían a encontrarse en una final 15 años después de la lucha por el oro mundial en Túnez 2005.  España, en estos 15 años, se ha desacomplejado y se ha instalado en la élite. 


 Jordi Ribera sorprendió de salida con una defensa 5:1, con Alex Dujshebaev de avanzado y Iosu Goñi, un jugador apenas utilizado, en el arco defensivo. No le salió del todo bien la jugada táctica. Tras unos primeros compases de gran igualdad Croacia dio el primer estirón en cuanto encontró al gigantón Maric ganando la espalda de Viran Morros. 


Lo mejor fue que España dejó seca a Croacia durante 11 minutos, hasta el 11-11 de Mandic a la contra. En la reanudación, España salió con nuevas alas, con los blaugranas Aleix Gómez y Aitor Ariño en los extremos, y el equipo ganó en profundidad y velocidad. La maniobra le salió a pedir de boca a Ribera: un parcial de 4-0, fruto de las recuperaciones y los contragolpes ante un rival que atacaba sin portero, con los que España se largó al 16-12, un +4 que ponía a los hispanos en la senda del oro.


Con la igualdad reinstaurada por Maric (18-18) a los 48 minutos, entraba la final en una nueva dimensión, agotadas las sorpresas tácticas: era la hora de la supervivencia, de la inspiración, sería campeón el que menos fallase y menos le penalizasen los árbitros y Ribera volvió a recuperar a Aginagalde en el pivote y entregó la batuta a Sarmiento. 


Y en los últimos 4 minutos, España jugó con más oficio, Aleix Gómez estuvo colosal sin temblarle en pulso en los 7 metros y Alex Dujshebaev remató con el 22-20. Entonces Ribera decidió atacar sin portero. Sarmiento marcó el 20-19, pero en el saque de centro Brozovic aprovechaba la portería vacía para empatar a 20. Tablas a falta de 2 minutos. Aleix Gómez transformaba un penalti para el 21-20, la defensa recuperaba y afrontaba los últimos 30 segundos con la iniciativa. Alex Dujshebaev marcaba el 22-20 con 25 segundos en el marcador. El segundo oro europeo ya estaba en el bolsillo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH