Marta Pascal abandona su escaño en el Senado por discrepancias con Puigdemont

|

Marta pascal pdecat


La excoordinadora general del PDeCAT Marta Pascal ha anunciado este lunes que dejará su escaño en el Senado, que adquirió por designación autonómica.


En una entrevista de TV3, Pascal ha explicado que ha decidido poner "punto y final" a su trayectoria en la Cámara Alta después de las conversaciones mantenidas estos últimos días, entre ellas con el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, algo que materializará después de participar en el próximo pleno, previsto para esta semana.


"Creo que no puedo seguir poniendo voz a lo que es mi escaño como JxCat en el Senado cuando tengo esta discrepancia, que insisto, yo vivo como pluralidad, yo vivo como suma, como manera de sumar a más gente en este proyecto, y en cambio internamente se vive como una disidencia, como algo que resta", ha razonado.


En una carta dirigida al presidente del PDeCAT, David Bonvehí, que ha publicado en su cuenta de Twitter, ha achacado su renuncia a su escaño de senadora a que no comparte la estrategia que está siguiendo JxCat.



"Creo que JxCat no ha asumido el rol necesario como actor político que aborde formas de solucionar el conflicto entre Catalunya y España. Ha quedado prisionera de un simbolismo estéril y de una retórica muy estridente que ha dejado nuestras instituciones a la intemperie. Es por este motivo que considero que no puedo seguir ostentando un cargo institucional en nombre de JxCat", lamenta en la misiva.


Pascal ha afirmado que quiere expresarse de forma clara, sin vínculos y con libertad, y a la vez actuar de forma coherente con lo que considere: "Es una actitud personal y es a favor de la política: estoy convencida de que nos encontramos en un momento importantísimo de nuestra historia y que tenemos que transitar hacia vías de solución sólidas para resolver nuestro desencuentro político con el Estado español".


CONTRA LA DESOBEDIENCIA Y LA UNILATERALIDAD


Ha expresado su preocupación por el aumento de la intolerancia y la agresividad contra los que no comparten algunas decisiones: "En lugar de construir una propuesta amplia que aspira a representar a mucha gente, se impone la posición de aquellos que en nombre de una supuesta coherencia necesitan del bloqueo para poder mantener sus posiciones de poder".


Asimismo, la exdirigente del PDeCAT ha sostenido que no quiere que sus ideales se midan "en función de los actos de desobediencia y de unilateralidad", que no comparte porque cree que no sirven para resolver el conflicto en Catalunya.


"No nos llevan absolutamente a ningún lugar. Solo creo en el pacto, las urnas, la negociación, la amnistía, la paciencia radical en la gestión del tiempo, la defensa de los intereses de los catalanes y un referéndum acordado para dirimir nuestro futuro político. Todo el resto me parece un ruido ensordecedor y estéril", argumenta.


En la carta, Pascal concluye que su renuncia ha sido una decisión muy meditada, que no tiene nada que ver con una batalla de partidos: "Es, antes que nada, un acto de lealtad a mis valores y a mis principios. Es un acto de libertad que quiere transformarse en un acto de servicio".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH