El Comité de Unidad Editorial admite que no hay otra salida que un ERTE

|

Unidad Editorial hará oficial la semana que viene la puesta en marcha de un ERTE para afrontar la crisis del coronavirus. Así lo ha confirmado el Comité de Unidad Editorial a su plantilla en un comunicado interno.


Bacterias antibióticos muerte por infección 17052018


Según explica el comité, la editora de El Mundo, Expansión y Marca ha explicado que el ERTE es una medida necesaria para mantener la “viabilidad de la empresa y salvar los puestos de trabajo”. El comunicado habla de un “desplome” de la publicidad y de una caída de la venta de ejemplares en quiosco, “así como la pérdida de otras fuentes de ingresos”.


Los representantes de los trabajadores  rechazan la medida pero son conscientes de que en las actuales circunstancias no queda otra opción aunque anuncian que “tenemos claro, al igual que en otras negociaciones, que el sacrificio se ha de repartir de forma progresiva, tratando de ser lo menos lesivo con las personas que tienen los salarios más bajos”. Por lo que, “esperamos que el equipo directivo –con altas nóminas- sea el primero en manifestar su disposición a rebajarse su salario en mayor medida, dando el ejemplo, al igual que ya lo han anunciado otras empresas”.


LAS GRANDES CABECERAS HACEN AJUSTES


La primera en admitir ajustes fue Vocento, que hace más de una semana anunció un ERTE para reducir un 40% la jornada laboral de los empleados del área corporativa sin afectar a las redacciones del grupo.


El Grupo Prisa anunció a sus casi 9.000 trabajadores la puesta en marcha de dos ERTEs: uno de reducción de jornada destinado a las redacciones y otro de suspensión total de empleo para otras áreas que ahora están inactivas. Además el Consejo de Administración reducirá un 20% la compensación de los consejeros no ejecutivos y un 35% la del consejero delegado y la alta dirección de la casa.


LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN TIENEN LOS MISMOS PROBLEMAS A NIVEL EMPRESARIAL


Prensa, radio, televisión y revistas se encuentran ante los mismos problemas que cualquier sector empresarial, pero con la circunstancia de ser un servicio público esencial para el país en la situación de alarma nacional por la pandemia del COVID-19.


El 20 de marzo a primera hora de la mañana, la Asociación Española de Radios Comerciales (AERC), que agrupa a las principales cadenas radiofónicas privadas, emitió un comunicado pidiendo un plan de ayudas al Gobierno con el fin de poder mantener sus emisiones, ya que “la cuarentena decretada ante la crisis del coronavirus ha reducido la facturación publicitaria de la radio hasta en un 80% [respecto del mismo periodo del año pasado], lo que hace peligrar su supervivencia”.


Ramón Alonso, director general de la Asociación de Medios de Información (AMI), la principal patronal de la prensa diaria española  prefiere no cuantificar la caída de los ingresos de los diarios que provocará la pandemia, pero algunos medios la cifran en el 50% de rebaja de la facturación publicitaria el mes que viene. 


Arsenio Escolar, presidente de la Asociación Española de Editoriales de Prensa Periódica (AEEPP), reconoce también estar “hablando con el Gobierno”, aunque “todavía no hemos cuantificado las pérdidas porque somos la asociación de editores más variada: tenemos semananas, quincenales, impresos, digitales, de pago, gratuitos…”. La AEEPP está elaborando un plan de choque con una propuesta formal de medidas para intentar contrarrestar la situación, que hará llegar al Gobierno.

Los dos problemas principales de los editores asociados a la AEEPP, aclara su presidente, son la suspensión del envío de suscripciones por parte de Correos y su infraplanificación en el plan de publicidad institucional que el Gobierno ha puesto en marcha con la crisis del coronavirus.


Respecto al plan de publicidad institucional, “una vez más se ha ido todo a los grandes grupos, y no hay derecho”, se queja Arsenio Escolar. “Los diarios digitales nativos están con nosotros y están infraplanificados” respecto de las versiones digitales de los tradicionales.


Añade que “las revistas impresas no han recibido nada”, ni siquiera editores grandes como Zinet Media, editora de “Muy Interesante”, o Spain Media, editora de “Forbes”, a los que no llega ninguna publicidad.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH