Acuerdo histórico de ONCE y los sindicatos para pagar los salarios y mantener el empleo

|

La ONCE ha cerrado un acuerdo con los sindicatos UTO-UGT y CC.OO. para cubrir los salarios y garantizar el futuro del empleo y de la labor social, que consiste en el abono íntegro de nómina de marzo y primeros días de abril y una dotación de fondos especiales para familias con problemas.


ONCE

A causa del coronavirus y el estado de alerta, la ONCE registra una caída prácticamente total de los ingresos debido a la suspensión de los sorteos y la retirada por primera vez en la historia –desde 1939- de sus vendedores de las calles desde el 14 de marzo.


Ello ha obligado a tomar medidas que garanticen la acción social centrada en lo más urgente: atención especial a las más de 14.000 personas ciegas mayores de 60 años que viven solas y requieren del apoyo de los equipos de psicólogos, trabajadores sociales, técnicos, etc.; servicio a personas sordociegas; cobertura para que 7.500 estudiantes finalicen el curso, con profesores y expertos educativos volcados en su inclusión; estructura de apoyo tecnológico; o autonomía, como el perro guía; y cualesquiera que garanticen sus condiciones básicas de vida en estos momentos.


Además, para proteger familias con situaciones de especial dificultad y garantizar cobertura social a la plantilla, casi en un 80% formada por personas con discapacidad, se habilita un fondo extraordinario de 4 millones de euros para: anticipos de hasta 2.000 euros con devolución en 24 mensualidades a partir del final de la situación; y una ayuda especial automática de 800 euros en la nómina de mayo, a devolver en cuatro meses a partir de septiembre, sin intereses.


La negociación acuerda que los trabajadores mantengan sus derechos de generación de vacaciones y pagas extra durante la situación, lo que permite contar con el 100% de la “extra” de junio, sobre la que se permite solicitar anticipos. Los primeros días de abril se asignarán vacaciones y la empresa abonará también las retribuciones habituales.


Durante el tiempo que duren las medidas, que no podrán extenderse más allá del 30 de junio, quedan suspendidos todos los pagos y deudas que los trabajadores y trabajadoras tengan contraídos con la ONCE, de igual manera que se abonarán las ayudas por cargas familiares en la nómina del mes de abril.


Los consejeros generales, directivos y mandos intermedios tendrán una rebaja salarial del 30%. Se mantendrán activos, al 100% o al 70% los profesionales necesarios para mantener la acción social, como personal sanitario, trabajadores sociales, psicólogos, maestros y profesores, instructores tiflotécnicos y personal de los servicios de producción de recursos didácticos, entre otros necesarios para la gestión.


Representantes de los trabajadores y de la empresa constituirán una Comisión de Seguimiento conformada por un representante de cada sindicato y la dirección, para seguir analizando situaciones y valorando cualquier incidencia, como el arranque paulatino de la actividad cuando las circunstancias lo permitan.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH