lunes, 30 de noviembre de 2020

Dina Bousselham tras las focos y su transformación personal

|

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, perdió la confianza en su exasesora, Dina Bousselham en 2016, cuando se especuló internamente  que era "la mano negra" detrás de las coaclas. Pero, ¿quién es Bousselham?. ¿Qué secretos esconde?.



Dina


Dina Bousselham en su etapa en el Parlamento europeo.


Bousselham nació en Tánger y su familia es de las más adineradas del país, con vínculos estrechos con los reyes de Marruecos. Tras llegar a España, estuvo una temporada en Francia. En 2013, con 23 años, y participó en París en un movimiento de centroderecha marroquí filomonárquico, el Partido Autenticidad y Modernidad (PAM), fundado por Fouad Ali el Himma, gran amigo del rey de Marruecos. De hecho en la prensa local se le otorgó el cargo de secretaria general adjunta de la sección francesa del PAM, aunque Bousselham ha defendido públicamente que nunca se afilió y se limitó a “asesorar” al movimiento durante la celebración del primer congreso.



De vuelta a España entró rápidamente en el círculo de Podemos y en 2015 Iglesias la eligió para acompañarle a Bruselas como asesora. Podemos acababa de estrenarse en las elecciones europeas, y Dina Bousselham dirigía el equipo de asesores del eurodiputado. En un ascenso fulgurante de la marroquí en el seno de Podemos.



Durante ese periodo, fuentes de Podemos aseguran que trabajó, en impulsar encuentros y reuniones con agentes de lobbies marroquís en Bruselas afines a la monarquía alauí, lo que llevó a miembros del partido morado a dudar de su postura e incluso de su presencia en el partido. Se la acusaba de influir en favor de la monarquía alauí y que no tiene ningún pasado de activista de izquierdas en Marruecos ni vínculo con ningún movimiento democrático marroquí.



Dina Bousselham, por así decirlo, pertenece a esa pequeña elite hispanófona que anida en el norte Marruecos. Como hija de un padre hispanófilo y futbolero, Bousselham acabó el bachillerato en el Instituto Severo Ochoa de Tánger. Y con tan solo 18 años se trasladó a Madrid para estudiar Ciencias Políticas en la Universidad Complutense donde no tardó en convertirse en una de las alumnas predilectas del profesor Iglesias, que la premió con una matrícula de honor. 


En Madrid, Dina Bousselham empezó a jugar al fútbol, un deporte mal visto en Marruecos. Primero lo hizo en el C.F. Pozuelo y más tarde en el Santa María Caridad. 

Futbolistas 1


Dina Boulsselham es muy aficionada al fútbol. 


En Madrid y  París, Dina Bousselham no paró de estudiar y de aprender idiomas hasta manejarse hasta en seis lenguas. Fue estudiante de Erasmus a la Universidad Nueva Sorbona y regresó de nuevo a Paris para cursar un máster en el Instituto de Altos Estudios de América Latina.


De vuelta a Madrid acumuló una diplomatura en Prevención de Conflictos Internacionales y otras de Cooperación y Seguridad en el Mediterráneo. Empezó también a preparar un doctorado, sobre la comunidad rifeña en Catalunya, según información de la prensa marroquí, pero la contrató la consultora Alto Analytics y dejó los estudios y colaboró con unos  artículos de opinión en 'Al Qalifa', una revista de estudiantes marroquíes en España, y publicaciones de izquierdas como 'Rebelión' y 'Nueva Tribuna'.


Cuando en 2014 fue elegido diputado del Parlamento Europeo, Pablo Iglesias la contrató a su ex alumna pese a que carecía de experiencia y tenía solo 24 años. Iglesias la nombró asesora parlamentaria con mando sobre el resto de su pequeño equipo en la Eurocámara. Su tarea consistía en organizarle la agenda, prepararle sus entrevistas y sus intervenciones en comisión o en el pleno.


Parlamento Europeo


Parlamento Europeo.


Bousselham era entonces la más joven de los asistentes parlamentarios de Bruselas y una de las pocas que no poseía la nacionalidad de un país de la Unión Europea.


De vuelta de Bruselas a Madrid, en el otoño de 2015, Dina Bousselham, echó una mano en 'La Tuerka' y más tarde se hizo cargo del Área de Migraciones del partido en la capital.  Su marido es también miembro de Podemos.


En su última vuelta de tuerca, Bousselham dejó Podemos, porque Iglesias la ha colocado al frente del diario 'La Última Hora Noticias', que se fundó en mayo de 2020. Con tan solo un par de meses de existencia, al diario le ha llovido las querellas, la primera por escoger como nombre de la cabecera el de otro medio, y no cualquiera, el de mayor difusión en Mallorca.


En sus primeros años de estancia en Madrid, Dina Bousselham era una joven que  hablaba poco, escuchaba mucho, y cuando lo hacía era de forma pausada exponiendo lentamente sus argumentos. A día de hoy, es todo lo contrario, imprudente y desafiante, toda una transformación de calcetín, en  excasos 5 años. 



¿LE ROBARON REALMENTE EL MOVIL A BOUSSELHAM?




El 1 de noviembre de 2015, Dina Bousselham, marroquí, que tenía entonces 25 años, acudió a hacer unas compras en el Ikea de Alcorcón (Madrid) con su pareja, Ricardo Sa Ferreiera, portugués, politólogo de 33 años, con el que contrajo matrimonio. Fue allí donde según una de sus versiones ante el juez le robaron el abrigo, en uno de cuyos bolsillos llevaba su móvil.


Aquel "supuesto" robo a las puertas del Ikea cambió la vida de la joven marroquí, hasta entonces una desconocida para el gran público pese a su cercanía con Iglesias. Ese vuelco, hace ya casi cinco años, no fue voluntario, pero Dina Bousselham sí imprimió a su vida otros dos giros deliberados que acabaron involucrándola de lleno en la vida política española.


A mediados de 2016 empezó a verse vinculada con publicaciones comprometedoras en diarios digitales para Podemos. Los chats internos pertenecían a su móvil, y muchos dudaron de su versión de los hechos. El propio Iglesias desconfió de ella, pero evitó echarla del partido.  Iglesias recibió una copia de la tarjeta del móvil de Dina Bousselham en enero de 2016, pocas semanas después del presunto robo. 


La tarjeta llegó a la redacción de la revista Interviú, que decidió entregársela a Iglesias, que no  estaba preocupado por el contenido dispositivo, segun fuentes cercanas al líder morado. Había fotos íntimas de su asesora, pero documentos de escaso valor para el partido, pero no le devolvió la tarjeta a su legitima dueña, que mientras tanto había denunciado la sustracción del móvil.



Dina


Pablo Iglesias y Dina Bousselham.


En Podemos afirman que Iglesias quería evitar que Bousselham pudiera seguir filtrando material comprometedor a la prensa, y a la vez frenar la polémica impidiendo una judicialización del caso de las capturas de pantallas. Pero desde ese momento en el primer semestre de 2016, Bousselham empezó a perder fuerza en el partido y ella misma se quejaba de esa circunstancia. Iglesias la dejó bajo el control de Ramón Espinar, el principal dirigente de Podemos Madrid y uno de sus hombres de confianza. Había estallado la guerra con Íñigo Errejón y empezaban las purgas. En aquella época hubo personas que fueron invitadas a marcharse por mantener una relación sentimental con  errejonistas. Pero Dina siguió en la formación. ¿Cómo es posible?. 


VILLAREJO CALIFICA  A BOUSSELHAM DE MUJER DESPECHADA Y VENGATIVA


Después de dos años, el hallazgo de una copia de su tarjeta en la casa de Villarejo permitió a la exasesora de Iglesias volver a la primera línea política. Podemos construyó una intensa campaña electoral sobre las llamadas "cloacas del Estado" que se activó en diciembre de 2018


El comisario José Villarejo aseguró en sede judicial que los mensajes sobre el chat de Podemos publicados en Okdiario salieron a la luz porque el líder de la formación morada, Pablo Iglesias, prometió casarse con su exasesora en el Parlamento Europeo, Dina Bousselham y no lo hizo. 



José Manuel Villarejo (arxiu)


El comisario José Villarejo.


Villarejó aseguró que Dina Bousselham estaba "muy despechada" y quería demostrar que Iglesias "es un machista" y lo hizo ante el titular del Juzgado Central de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, el pasado 28 de marzo de 2019 en la que fue interrogado por el denominado caso Dina.


El fiscal Anticorrupción, Ignacio Stampa, preguntó a Villarejo sobre cómo llegó el pendrive con la información del móvil de Bousselham a su poder. "Más medios de comunicación me dicen que hay una señora que ha tenido una relación sentimental con el señor Iglesias que le había prometido que se iba a casar con ella. Está muy despechada y está dando una copia de su teléfono para que vean que es un machista".


"No hay ningún robo de ese teléfono", añade Villarejo, "y nadie me encarga que robe nada. Los investigadores del CNI que le pasan los informes a los de Asuntos Internos, y los de Asuntos Internos se los pasan a ustedes, saben perfectamente todo como ha sido porque está todo documentado en notas informativas. Difícilmente es explicable que se abra ahora una pieza secreta para saber quién encargó el robo de ese teléfono. Es muy fuerte".


Stampa repregunta: "¿Cómo sabe que no proviene de un robo?". Villarejo insiste en que "los distintos periodistas con los que yo hablo me dicen que esta señora está muy enfadada porque le prometió el señor que se iba a casar con ella y no lo hizo y quiere demostrar que es un machista, un manipulador, se cabrea y se lo da a todos los medios de comunicación ella".


A continuación, Villarejo señala que esas afirmaciones se las transmitieron periodistas de Interviu, concretamente el director de la publicación de entonces Alberto Pozas, mientras aumenta la tensión del interrogatorio con el fiscal Anticorrupción.


Finalmente, Stampa le pregunta: "¿Usted recuerda quién era la despechada?". Villarejo afirma "creo que una señora con la que había tenido una relación sentimental, que era su asistenta cuando estaba en Bruselas. El nombre no lo recuerdo era una marroquí o argelina. Según me dijeron era la dueña del móvil que había hecho una copia".


El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, a su llegada al pleno del Congreso este miércoles donde se autorizará otra prórroga del estado de alarma solicitada por el Gobierno. En Madrid, (España


Pablo Iglesias entrado al Congreso de los Diputados.


Un  nuevo informe de la Policía Científica acredita que el comisario José Villarejo consiguió los mensajes del teléfono móvil sustraído a Dina Bousselham 3 meses después de que el vicepresidente del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, los tuviera en su poder.


En el informe del pasado 6 de abril, la Policía Científica analiza un disco duro con carcasa metálica plateada de 320 GB de capacidad y un pendrive DT101 de 16GB. Ambos dispositivos fueron incautados a Villarejo en su domicilio tras ser detenido en noviembre de 2017 y almacenaban carpetas con archivos del móvil sustraído a Dina Bousselham.


Los agentes afirman en su informe de 11 páginas que "se puede apreciar cómo hay una serie de imágenes (chat de Podemos) que son copias exactas que se encuentran en el disco duro y en el pendrive. Fueron copiadas desde un tercer dispositivo al pendrive en abril de 2016, mientras que al disco duro se copiaron en julio de 2016". Los investigadores apuntan, además, que las cuatro primeras fotografías sobre los mensajes del chat de Iglesias y Podemos son "capturas de pantalla".  La propia Dina hizo una fotografía de la pantalla de su móvil para capturar los mensajes.



Cargador movil




Pero todo a tambalearse cuando, en en marzo de 2020, la propia Bousselham por primera vez admitió delante del juez que Iglesias le había devuelto la tarjeta del móvil, "en teoría en malas condiciones", y que ella no lo había señalado a los agentes que investigaban su robo.


El sinuoso recorrido de la tarjeta de memoria SD de aquel teléfono, que contenía fotografías íntimas y documentos de Podemos,  y las contradicciones de su dueña en sus declaraciones, en la Audiencia Nacional, ante el juez Manuel García Castellón, han colocado en apuros a Pablo Iglesias, el líder de Podemos que puede acabar siendo investigado por el Tribunal Supremo por revelación de secretos y daños informáticos. Aunque él, estos días ha tirado balones fuera, sintiéndose "muy ofendido" al caerse su papel"perjudicado" en este rocabolesco show.


Mientras el juez García Castellón, está decidido a saber por qué los miembros de Podemos ocultaron la devolución de la tarjeta. Y si alguien realmente la dañó y por qué. El autor del supuesto destrozo puede verse involucrado en una investigación por delito informático y destrucción de prueba.


LÍO JUDICIAL DE  ÓRDAGO 


Pero como no hay dos sin tres,  el ex abogado de Podemos, José Manuel Calvente, 'purgado' tras denunciar irregularidades en el partido, alertaba hace unos meses sobre las "graves irregularidades de la abogada Marta Flor por anteponer sus relaciones íntimas con el fiscal de un asunto importante de Anticorrupción".



STAMPA


El fiscal, Ignacio Stampa.


En febrero, una particular pide que se abra una investigación interna en Podemos para esclarecer la supuesta estrecha relación entre Marta Flor y uno de los fiscales del caso, Ignacio Stampa.

En marzo, dicha investigación es archivada. Sin embargo, el run run no cesa y en la Audiencia Nacional no se deja de hablar de unos mensajes de Marta Flor que podían evidenciar una presunta revelación de secretos por parte del fiscal. Son los llamados "secretos de Marta Flor" . 



Las  sospechas se materializan y varios medios publican los mensaje de Flor en el chat jurídico de Podemos. La letrada se refiere al fiscal Stampa con el nombre en clave de "Ironman" y al otro fiscal, Miguel Serrano, como "Batman".


Estos mensajes muestran que Marta Flor sabía que se iba a producir un registro en Okdiario, que se habría coordinado con los fiscales para paralizar una sentencia del Tribunal Supremo contra Pablo Iglesias o que el abogado purgado Calvente advirtió en 2016 que los mensajes publicados sobre Dina eran "una filtración". 





Entrada de los Juzgados de Plaza de Castilla.




La gota que colmaba el vaso. Stampa habría dicho "extraoficialmente porque está en secreto" que el juez había aceptado unas diligencias a Flor. Es decir, afloraba, y nunca mejor dicho, la presunta revelación de secretos.


Ante el monumental escandalo la Fiscalía General del Estado anunciaba la apertura de una nueva investigación a Stampa por estos hechos  y al margen de que se pueda demostrar si cometió algún delito, debería ser apartado de la causa por pura imagen de la Fiscalía Anticorrupción.


La cercanía de Stampa a la letrada Marta Flor ha transmitido connivencia de este organismo con Podemos en un momento en el que está en juego todo el Estado. Esta Fiscalía especial está repleta de fiscales valientes, trabajadores y auténticos servidores públicos, pero si alguién ha actuado mal deben depurarse responsabildiades.


Los enfrentamientos entre el juez y los fiscales Anticorrupción de la causa, Ignacio Stampa y Miguel Serrano, son más que palpables por peticiones o afirmaciones más que discutibles de estos últimos. Solicitaron al juez que instara a Dina a aclarar si concedía el perdón expreso a Iglesias por la posible revelación de secretos. El magistrado se negó en rotundo. 


Posteriormente, García Castellón planteaba un posible "conflicto de intereses" por el hecho de que Dina (víctima) e Iglesias (posible verdugo) compartiesen a la abogada Marta Flor. Los fiscales no veían ningún conflicto de intereses y finalmente, el magistrado acordaba que Flor no podía defender a Bousselham. Una decisión que todavía no es firme a la espera de los recursos.


Menores contenido sexual movil




Mientras tanto, Iglesias cambiaba a Marta Flor por el letrado Raúl Maíllo, muy cercano al líder del PCE, Enrique Santiago y Dina Bousselham sigue siendo defendida por Flor, una tomadura de pelo en toda regla al juez. Además, Iglesias recurría ante la Sala Penal de la Audiencia Nacional la retirada de su condición de perjudicado en la causa con ataques directos al instructor. Y la guerra está servida. Los fiscales e Iglesias contra el juez.


Así que por ahora, sólo hay incógnitas y misterios sin resolver. ¿Iglesias será imputado? ¿Flor dejará de defender a Dina? ¿El fiscal Stampa será apartado de la investigación?  Y uno de los mayores enigmas del caso, ¿por qué comenzó todo? ¿Fue una venganza de Dina o de su expareja? ¿Le robaron realmente el móvil a Dina o fue todo una simulación de delito para urdin una vengaza en toda regla contra el "macho alfa" Iglesias?


Al final cuando se apagan los focos, la vida, aventuras y desventuras de Dina Bousselham, dan para el guión de  un culebrón o dos.  En donde los personajes serían los siguientes:



  • Pablo Iglesias (el vicepresidente)
  • Dina Bousselham (la exasesora)
  • Marta Flor (la abogada)
  • José Villarejo (el comisario)
  • Ignacio Stampa (el fiscal)
  • Miguel Serrano (el otro fiscal)
  • José Manuel Calvente (el purgado)
  • Manuel García Castellón ( el juez)
  • Ricardo Sà Ferreira (la expareja de la exasesora)
  • Irene Montero ( la pareja oficial) 



Silencio, se rueda.




Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH