sábado, 26 de septiembre de 2020

Los trabajadores de Nissan aceptan el acuerdo con resignación

|

Los trabajadores de Nissan han aprobado este jueves en asamblea el acuerdo alcanzado entre sindicatos y la dirección de la multinacional para el cierre de sus plantas en Barcelona.


Exterior de la fàbrica de Nissan a la Zona Franca de Barcelona



Lo han aprobado por una amplia mayoría y con poco votos en contra --se han podido contar unos ocho-- en una votación a mano alzada frente a la fábrica de Montcada i Reixac (Barcelona).

Tras más de 36 horas de mediación y meses de huelga, empresa y sindicatos alcanzaron la tarde del miércoles un acuerdo.


Los representantes sindicales que han estado presentes en las negociaciones han explicado este jueves a los trabajadores el acuerdo, antes de someterlo a votación.


Miguel Ángel Boiza, de CC.OO. de Catalunya, ha puesto en valor que el acuerdo asegura el empleo de la plantilla hasta finales de 2021 y el compromiso de la empresa para contribuir a la reindustrialización de las plantas, además de haber fijado buenas indemnizaciones para los diferentes colectivos.


LAMENTAN EL CIERRE DE LA EMPRESA 


Trabajadores de la Nissan han lamentado el final de una empresa "de padres, hijos y hasta abuelos". Así lo han valorado en declaraciones a Europa Press dos empleados de la automovilística, Ana y Juan, pareja que se conoció hace años en la planta de Montcada y han vivido los últimos meses con "mucha incertidumbre y nervios".


Con más de cincuenta años, Ana y Juan podrán prejubilarse, pero han estado en todo momento "preocupados" por lo que les podía pasar a sus compañeros más jóvenes.


Por ello, han remarcado que ahora hay que asegurar que tienen "un futuro", tanto ellos como las empresas auxiliares de Nissan y el conjunto de la industria automovilística catalana.


Juan entró en la planta de Montcada, primero en el taller y luego en las oficinas, por su padre, como también lo hizo Triana, que tenía al suyo trabajando en Seguridad y echó el currículum de su hija.


Triana, con 35 años y desde los 19 en la planta de Zona Franca de Barcelona, ha sentido "angustia, rabia y pena" desde que les comunicaron el cierre de las fábricas, en pleno confinamiento, cuando estaban en casa.


Quiere continuar trabajando en la nueva empresa que se espera que llegue a las instalaciones existentes, aunque también se plantea estudiar, puede que algo relacionado con laboratorios y, "tirando alto", un grado de Administración y Dirección de Empresas (ADE).


Ella, que trabaja en el "infierno" de la línea de montaje, con calor y corriendo de un lado a otro, critica que Nissan se vaya de Barcelona sin pérdidas mientras que los empleados puedan llegar a quedarse sin empleo y tengan hipotecas por pagar, como es su caso.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH