jueves, 22 de octubre de 2020

Aigües de Barcelona reduce sus emisiones de CO2 un 42,86% respecto del año 2015

|

Aigües de Barcelona ha reducido un 42,86% su huella de carbono, un indicador que mide las emisiones directas e indirectas de gases de efecto invernadero producidas por un producto o servicio a lo largo de su ciclo de vida. Esto se extrae de la Memoria de Sostenibilidad de la compañía, en la que se desgranan las principales medidas adoptadas para conseguir esta disminución, como la compra de energía libre de emisiones, medidas de eficiencia energética, la producción de energía verde y la movilidad sostenible.


CotxeElectricAB



Desde 2012 se calcula la huella de carbono de la compañía, revisada y verificada de acuerdo con la norma ISO 14064, siguiendo la guía de la Oficina Catalana del Cambio Climático. La generación propia de energía proveniente de fuentes alternativas a los combustibles fósiles ha ayudado a reducir la huella de carbono y dar una segunda vida a los residuos que se generan en gran volumen.


HACIA UNA MOVILIDAD SOSTENIBLE


Aigües de Barcelona también impulsa medidas para liderar la transición hacia la movilidad sostenible. Coincidiendo con la Semana Europea de la Movilidad, que se celebra del 16 al 22 de septiembre, hay que recordar que el transporte es uno de los sectores más contaminantes: aporta más de una cuarta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero, según el último estudio de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA). Aigües de Barcelona entiende que la sustitución de los vehículos de combustión por vehículos eléctricos es una de las mejores alternativas para reducir las emisiones de CO2 y combatir así el cambio climático. Por eso, en 2014 inició la transición de la flota de vehículos convencionales (coches de combustión) en coches 100% eléctricos y la transformación de las infraestructuras de los edificios. Desde entonces, se ha ido ampliando progresivamente la flota de vehículos eléctricos hasta un total de 132 en el año 2019, lo que ha supuesto también la ampliación de la infraestructura de recarga para vehículos eléctricos.


AVANZANDO HACIA UN MODELO DE ECONOMIA CIRCULAR


La apuesta por una estrategia basada en la economía circular es uno de los pilares de la compañía para adaptarse al cambio climático y mitigarlo. En este sentido, además de trabajar para minimizar la generación de residuos y valorizarlos, se pone el foco en reaprovecharlos con un doble objetivo: reducir el volumen de residuos gestionado y reducir el consumo de recursos no renovables.


Actualmente, hay tres estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) que generan biogás a partir de los lodos generados, un residuo rico en materia orgánica. Las tres utilizan la energía producida en los mismos procesos de la planta, lo que reduce las emisiones de metano. En este sentido, se han generado 11.673.328 kWh de energía térmica con cogeneración de biogás y 21.026.593 kWh de energía eléctrica, lo que corresponde al consumo de energía de 150 días de estas tres estaciones depuradoras.


Aigües de Barcelona fomenta la filosofía del residuo cero. El reto es disminuir progresivamente la generación de residuos hasta reincorporar las materias al ciclo productivo o los sistemas naturales.


Así, se ha conseguido un 70,87% de valorización de los residuos generados en las potabilizadoras y un 97% de valorización de los residuos generados en las depuradoras. También se ha conseguido reciclar el 85,78% de las tierras extraídas de las zanjas en las obras de canalización que se llevan a cabo en la vía pública.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH