miércoles, 25 de noviembre de 2020

Biden pide que "toda la responsabilidad" de las muertes por coronavirus caiga sobre Trump

|

El candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, manifestó el jueves que "todo el peso de la responsabilidad" de las casi 223.000 muertes que ha provocado la pandemia del coronavirus en Estados Unidos debe recaer sobre el presidente, Donald Trump.


El candidatos demócratas a la Casa Blanca, Joe Biden.



Aunque en este último cara a cara antes de las presidenciales se han vuelto a atacar, la actitud de los dos candidatos ha sido muy diferente con respecto a la anterior, en que las duras críticas e interrupciones marcaron un primer cotejo muy polémico.


Esta vez, con los micrófonos cerrados durante cada primera exposición, Biden volvió a acusar Trump de no disponer de un plan para gestionar la crisis del coronavirus y calificó su labor de "trágica".


Por su parte, Trump anunció que la incidencia de la pandemia ha bajado en algunos estados y pidió paciencia porque "en pocas semanas" llegará la vacuna.


Sin embargo, Trump matizó que estos plazos "no son una garantía", pero confía en que "a finales de año" la vacuna estará preparada.


Trump se volvió a poner como un ejemplo en relación con la recuperación de los que contraen la enfermedad y resaltó que es "inmune", como "cada vez más gente", por lo que defendió que hay que "aprender a convivir" con la enfermedad.


"La enfermedad pasará. No será ninguna invierno oscuro, tenemos el país abierto, entendemos la enfermedad", afirmó Trump, que dijo que asume su responsabilidad, pero incidió en que la llegada del virus en Estados Unidos no es su culpa, sino de China.


Además, recordó la gestión de su rival durante la crisis de la fiebre porcina cuando ejercía de vicepresidente y cuestionó que después de una tarea "desastrosa", en palabras de su equipo, ahora pueda decir como se deberían hacer las cosas.


Las medidas de confinamiento han vuelto a formar parte del debate, esta vez en la Universidad de Belmont, en el estado de Tennessee, y Trump volvió a remarcar que "no se puede cerrar el país". "No nos podemos encerrar en un sótano, como Biden", dijo Donald Trump, que lamentó la "ciudad fantasma" en la que se ha convertido Nueva York. "Hablamos de restaurantes que mueren, negocios sin dinero".


En cambio, Biden propuso continuar con bares y restaurantes cerrados "hasta que la situación mejore" y defendió que hay que invertir en las escuelas del país para que los estudiantes puedan volver a clases en las mejores condiciones posibles.


El Partido Demócrata teme que se elimine el Obamacare, a raíz de la nominación de la jueza conservadora Amy Coney Barrett, y esto fue otro punto del debate, sobre el que Biden defendió "una atención médica asequible", y propuso el 'Bidencare', una reforma de la ley actual, con más financiación del sistema público de salud.


Por su parte, Trump apeló a uno de los fantasmas que tanto atormentan una parte de la sociedad norteamericana, el socialismo, y aseguró que Biden pretende "socializar" el sistema de salud con la ayuda de su compañera de partido , Kamala Harris, de quien dijo "es más liberal que Bernie Sanders".


TENTAVIDA DE INJERENCIA INTERNACIONAL EN LAS ELECCIONES

Biden tomó la palabra para abordar el bloque de política internacional y se mostró rotundo en cuanto a las últimas noticias que se han publicado en relación con una supuesta tentativa de países como Irán y Rusia de inmiscuirse en el periodo electoral.


"Cualquier país que interfiera en las elecciones lo pagará, tratan de jugar con la soberanía estadounidense", dijo Biden, que volvió a acusar Trump seguir los dictados del presidente ruso, Vladimir Putin.


Trump respondió estas acusaciones de indolencia hacia Moscú, y señaló que la OTAN ha aplaudido su política internacional en relación con el apoyo armamentístico que ha dispensado a Ucrania, a diferencia, dijo, de cuando Biden era vicepresidente y se produjo la anexión de Crimea en Rusia.


Ambos se han acusado de haber recibido dinero de otros países como China, Ucrania, o Rusia. Biden aseguró que por ello Trump aún no ha presentado las declaraciones de la renta, mientras que el presidente estadounidense afirmó que su rival ha recibido 3,5 millones de dólares de la mujer del ex alcalde de Moscú, a través de su hijo Hunter.


El otro país que tomó protagonismo en el cara a cara ha sido Corea del Norte. Aunque Biden acusó al republicano de permitir el rearme de las autoridades de Pyongyang, Trump defendió que las gestiones de su administración han evitado una guerra que habría costado "miles y miles de millones de muertos".


"Hubo un periodo muy peligroso durante mis primeros tres meses antes de que resolvieran un poco las cosas. Nos dejaron un desastre", dijo Trump.


Cuando se le preguntó por su amistad 'con el líder norcoreano, Kim Jong-un, que Biden calificó de "matón", Trump aseguró que "es positivo tener una buena relación con líderes de otros países".


"Tengo muy buena relación, es un hombre diferente, pero probablemente él piensa lo mismo de mí. Tenemos un tipo de relación diferente, pero es muy buena", afirmó.


"EN ESTADOS UNIDOS HAY RACISMO INSTITUCIONAL"

En el bloque de la cuestión racial, la moderadora Kristen Welker pidió a Biden que hablara para todas estas familias que no son de raza blanca y que en algún momento han tenido que preparar a sus hijos de cara a un posible encuentro con la policía .


"No he tenido que decir nunca a mi hija que si debe detenerse en un control de tráfico ponga las manos en el volante y no se acerque a la guantera para que alguien le podría disparar", apuntó Biden, y reconoció que en Estados Unidos hay "racismo institucional".


Por su parte, Trump aseguró que era "la persona menos racista" que había en ese momento en la sala de conferencias de la Universidad de Belmont y afirmó, como ya hizo en la campaña, que es el presidente que más ha hecho por la comunidad afroamericana, con la excepción de Abraham Lincoln, como demuestran sus políticas de justicia penal o de financiación de las universidades históricamente negras.


En su turno, respondió las acusaciones de su oponente sobre presunto racismo, y le recordó cómo apoyar una reforma de la ley contra el crimen de 1994 que supuso un encarcelamiento récord de ciudadanos afroamericanos.


En cuanto a la inmigración, Biden reconoció los errores que se cometieron durante la administración de Obama en este aspecto y prometió que en caso de ser elegido presidente, los cien primeros días, enviará al Congreso una propuesta para otorgar la ciudadanía a los inmigrantes indocumentados que viven en el país, aproximadamente once millones.


En su turno criticó a Trump por promover que cientos de niños se hayan separado de sus padres en la frontera, a lo que el presidente estadounidense respondió que muchos de estos menores llegan al país a través de las bandas del crimen organizado y los cárteles y que su gobierno se esfuerza "mucho" para resolver este problema que, contraatacó, Biden solucionará construyendo jaulas.




Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH