viernes, 4 de diciembre de 2020

​Las defensas generadas por una persona contra el Covid-19 puede acabar atacando su propio cuerpo sano

|

La inmunidad o no que pueden obtener frente al Covid-19 las personas que han logrado superarlo es uno de los asuntos que, aparte de la vacuna, más importancia se está dando en el mundo de los investigadores de este tipo de virus.

Coronavirus.



Aunque parece que falta aún bastante tiempo para que la comunidad científica pueda tener las cosas claras, resulta inquietante como los resultados de algunas investigaciones científicas están dando resultados inesperados por las malas noticias que aportan.


La última de ellas es una investigación desarrollado en la Universidad Emory en Atlanta, en Estados Unidos, reflejan que algunas de las personas que hayan superado el Covid-19 y hayan generado anticuerpos pueden sufrir el ataque de esas propias defensas contra su cuerpo. Los investigadores han hallado en algunos pacientes anticuerpos parecidos a los de los pacientes que padecen enfermedades como el lupus o la artritis reumatoide.


Según una publicación del New York Times, los investigadores han detectado que en un momento determinado de su recuperación los anticuerpos de las personas que investigaron cambiaron y pasaron a atacar el material genético de las células humanas en lugar de al virus.


Esta podría ser, según los autores de este estudio, la respuesta al hecho de que algunas personas que han superado el virus continúen sufriendo algunos problemas derivados de la enfermedad cuando el Covid-19 ya ha desaparecido de su cuerpo.


TRATAMIENTOS

Sin embargo, el hecho de que por medio de análisis se pueda detectar estos anticuerpos es una buena noticia. Eso permitirá a los médicos identificar a los pacientes que pueden desarrollar este tipo de problemas y someterles a los mismos tratamientos que se usan con éxito para los pacientes que sufren otro tipo de enfermedades similares.


Los investigadores estudiaron a más de una cincuentena de pacientes que había superado el Covid-19 y que nunca anteriormente habían manifestado problemas de anticuerpos y detectaron los problemas generados por los ataques de sus propios anticuerpos.


Según sus conclusiones, es la respuesta habitual de los anticuerpos ante estos tipos de virus cuando un tipo de células son incapaces de detectar el ARN del virus y si el ADN de las células que el mismo virus ha matado. En ese momento confunden ese ADN con el de los intrusos y empiezan a atacarlo.


Los investigadores encontraron en la mitad de los pacientes anticuerpos que reconocen el ADN de las células muertas por el virus y que produjeron una respuesta antiinmune similar a la que se produce en el caso de enfermedades como el lupus o la artritis reumatoide.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH