Colau segura de que los comunes perderán la mitad de sus diputados en las elecciones catalanas

|

 Colau hizo de los Comunes un partido a su imagen y semejanza, pero es consciente de que la política impulsada por Pablo Iglesias tiene un efecto inmediato en Catalunya y las previsiones para las autonómicas son pésimas.



ColauAsenseIglesias




La portavoz en el Parlament Jessica Albiach será la cabeza de una lista que será cremallera y estará en teoría equilibrada entre los dos sectores de Podemos . Y el problema para Colau es que, aunque busque un nicho propio, el “protagonismo mediático” lo capitaliza siempre Iglesias. Y con la nueva “alianza” con Bildu y ERC se hace difícil para los Comunes diferenciarse de ERC que les quitará votos en Catalunya. 


El entorno de Colau también señala de los datos de las encuestas a Jaume Asens y que lideró la lista de Podemos en Catalunya en las últimas elecciones generales como miembro de los Comunes pero que  ahora forma parte del círculo más estrecho de Pablo Iglesias y "solo responde ante él".


Actualmente los Comunes tienen ocho diputados autonómicos, pero sus estimaciones electorales prevén quedarse con entre cuatro o cinco diputados elegidos en Barcelona y, como mucho, uno en Tarragona.


 El último CIS catalán prevé entre siete u ocho diputados para Vox y Colau teme que se repita el esquema del País Vasco donde  Podemos impulsó desde Madrid una estrategia frentista que ayudó a Bildu, al igual que podría ocurrir ahora con ERC. 


 La dirigente Noelia Bail, que logró la mayoría de apoyos en las primarias para la lista electoral, será con toda probabilidad excluida de ella en favor de Conchi Abellán, quien ahora ejerce de secretaria regional tras un proceso de primarias con acusaciones de pucherazo.


Bail ha evitado criticar públicamente a Iglesias porque aspira a ocupar el cargo de senadora autonómica aunque es es probable que Podemos no obtenga ningún senador con este batacazo electoral en las catalanas.


PODEMOS VA A MENOS EN TODO EL TERRITORIO NACIONAL


La bajada de fuerza territorial en Podemos tiene que ver que en Andalucía el espacio político de los morados se ha fragmentado. En Castilla-La Mancha y Castilla y León el partido casi no existe. En Galicia ha quedado fuera del parlamentario autonómicos y en el País Vasco y Catalunya, dos históricos feudos de Podemos, está reculando. Solo queda cierto peso en Madrid y en la coalición de gobierno con el PSOE en La Rioja.


Iglesias mantiene su estrategia  de permanecer en la cúpula en el Ejecutivo nacional, olvidandose del partido en el resto del país, desde hace años. Este es el principio del fin y la irrelevancia.


Seguiremos informando... 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH