sábado, 27 de febrero de 2021

Balance de la XII legislatura del Parlament: 32 leyes aprobadas en tres años

|

El Parlament se disolverá este martes después de que no se haya presentado ninguna candidatura a la investidura, tras la inhabilitación del expresidente de la Generalitat Quim Torra, cerrando así la XII legislatura de la Cámara con 32 leyes aprobadas.


Vista del hemiciclo durante una sesión de control al Govern de la Generalitat en el Parlament, en Barcelona, Catalunya (España), a 4 de noviembre de 2020.



De estas 32 iniciativas legislativas, 19 se han aprobado en 2020, un balance que prácticamente duplica las 10 que se aprobaron en 2019, pese a que hubo varias semanas de parón por la pandemia del coronavirus y el confinamiento.


Además, este año supera con creces las tres leyes aprobadas en 2018, aunque hay que tener en cuenta que los primeros meses de ese año estuvieron influidos por las investiduras fallidas de Carles Puigdemont, Jordi Sànchez y Jordi Turull, y el Govern no se constituyó hasta mayo, y hasta entonces siguió vigente la aplicación del artículo 155 de la Constitución.


De esta manera, 2020 ha sido el año en que más leyes se han aprobado de toda la legislatura, recuperando cifras de aprobación de otros años, como 2017, en el que se aprobaron 20 leyes, o 2015, cuando se dio luz verde a 25.


A raíz de la pandemia, que obligó a suspender gran parte de la actividad parlamentaria durante varias semanas, el trabajo parlamentario se ha tenido que adaptar al ámbito virtual y los plenos se han celebrado con un formato reducido en los últimos meses.


PRIMEROS PRESUPUESTOS DESDE 2017


De las 32 leyes aprobadas en este periodo legislativo, destaca los Presupuestos de la Generalitat de 2020 por ser los primeros aprobados desde 2017, gracias a un acuerdo entre el Govern y los comuns, y los únicos de la legislatura después de tres años aplazándose la aprobación de las cuentas catalanas, y que permitieron incrementar el gasto en 3.070 millones de euros.


También destaca la aprobación por unanimidad de la creación de la Agència de Salut Pública en noviembre de 2018, que fue la primera aprobada por el Ejecutivo del expresidente Quim Torra y que permitió restituir la personalidad jurídica de este órgano, perdida en 2014 bajo el mandato del expresidente Artur Mas, y la de limitación de los precios del alquiler en septiembre de 2020, que salió adelante tras un acuerdo de última hora.


OTRAS LEGISLATURAS


En comparación con legislaturas anteriores, este mandato han obtenido el 'sí' del Parlament 32 leyes, 8 más que la última legislatura, en que la Cámara dio luz verde a 26 leyes --entre ellas las leyes de 'desconexión'--, aunque duró un año menos --fue de finales de 2015 a finales de 2017 y acabó tras el 1-O, la declaración de independencia y la aplicación del 155--.


En cambio, si se compara la presente con la X legislatura (2012-2015), la cifra total de leyes aprobadas prácticamente se dobla, ya que durante este periodo el Parlament aprobó 49 leyes.

Por el impacto del coronavirus y la gestión del Govern, la XII legislatura ha sido la que más decretos ley del Govern ha validado de los últimos años, con 66 --39 por la pandemia--, y ha derogado tres, mientras que en la pasada legislatura se validaron 13 decretos y en la anterior 19.


Además, una de las actividades parlamentarias más destacadas de esta legislatura han sido las comisiones de investigación, ya que se han puesto en marcha cuatro: sobre los atentados del 17 de agosto de 2017; sobre el proyecto Castor; sobre la gestión de residencias de ancianos, y sobre la aplicación del 155, que permitió a los exconsellers presos por el 1-O volver al Parlament a comparecer.


CHOQUES CON LOS TRIBUNALES


La legislatura comenzó marcada por el encarcelamiento de los presos soberanistas y la vigencia del 155, y desde el inicio los choques con los tribunales fueron constantes: primero las investiduras fallidas de Puigdemont, Sànchez y Turull --encarcelado antes de someterse al segundo debate de investidura-- y después las suspensiones de los presos como diputados por parte del Tribunal Supremo (TS), que provocaron una de las crisis JxCat-ERC.


Además, estos tres años el Tribunal Constitucional (TC) ha suspendido varias iniciativas aprobadas en el pleno del Parlament, referidas al Rey Felipe VI y al derecho a la autodeterminación, e incluso envió un incidente de ejecución al presidente de la Cámara, Roger Torrent, advirtiéndole de posibles responsabilidades penales.


Otro momento de judicialización de la actividad parlamentaria ha sido la inhabilitación del expresidente Quim Torra, primero como diputado del Parlament --que le retiró el acta-- y más tarde como presidente, lo que ha acabado precipitando el final de la legislatura.


DE LA CRISPACIÓN A LA PANDEMIA


Otro aspecto recurrente en la legislatura ha sido la elevada crispación, especialmente entre partidos independentistas y constitucionalistas: primero, por los lazos amarillos en recuerdo de los presos soberanistas; después por cuestiones como la sentencia del 1-O y el encarcelamiento de siete miembros de los CDR acusados de terrorismo.


En esta legislatura Torrent ha llegado a expulsar del hemiciclo a dos diputados: Santi Rodríguez (PP) en abril de 2019 y Carlos Carrizosa (Cs) el 26 de septiembre de ese año, mientras, desde la restitución del Parlament, solo se había producido una expulsión, en 1994: la del entonces portavoz del PP, Josep Curto, aunque pidió disculpas y pudo reincorporarse en esa misma sesión.


Sin embargo, la pandemia ha cambiado esa dinámica, y la crispación y el tono de los plenos se ha relajado, sobre todo después de que el foco del debate político se haya desplazado del proceso independentista a la gestión de la crisis sanitaria.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH