martes, 30 de noviembre de 2021

Tras cuatro generaciones de prostitutas, su hija llegó a la universidad: "El orgullo no me cabe en el pecho"

|

"De niña siempre soñé con ser maestra, pero acabé de prostituta como mi mamá, mi abuela y mi bisabuela", explica Karina Núñez a BBC Mundo. Ella es la cuarta generacíon de una familia de trabajadoras sexuales de Uruguay. 


Screenshot 83

Karina Núñez


Recuerda que su niñez "transcurrió durante la dictadura cívico-militar en Uruguay y el hombre que le arrebató mi madre a su proxeneta, decidió criarme como su hija propia", dice en entrevista con BBC Mundo. "Luego se convirtió en preso político y nuestra vida dio un cambio rotundo: mi madre tuvo que volver al trabajo sexual", relata. 


Karina, al crecer, decidió seguir el mismo camino que su madre, aunque siempre pensó en vivir una vida distinta, alejada de lo que considera "explotación sexual". 


Y sin duda lo consiguió. Con el paso de los años rompió con su pasado y, con mucho trabajo, acabó convirtiéndose en una de las líderes sindicalistas más prominentes del gremio en Uruguay, defendiendo los derechos de las mujeres y de las trabajadoras sexuales. Además, lucha contra la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes.


Con el cambio en su vida acabó logrando que su hija, Valeska, se convirtiera en la primera de su familia en ir a la universidad. "Mi hija es la primera de cuatro generaciones de prostitutas que llega a la universidad y el orgullo no me cabe en el pecho", explica Karina. 


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH