Retenciones de hasta dos kilómetros por los controles de movilidad en el Ripollès y la Cerdanya

|

Los controles policiales por el confinamiento comarcal en el Ripollès y la Cerdanya (Girona) han causado retenciones en algunos puntos de acceso la mañana de este miércoles, con dos kilómetros de cola en la C-17 a la entrada de Ripoll y medio kilómetro en la C-16 en el Túnel del Cadí, ha explicado el Servei Català de Trànsit (SCT). 


Retenciones en la carretera C-17 en Ripoll (Girona) el primer día de cierre perimetral de las comarcas del Ripollès y Cerdanya (Girona), el 23 de diciembre de 2020.



Los Mossos d'Esquadra han desplegado la mañana de este miércoles ocho puntos de control fijos en los accesos a estas comarcas, con el Túnel del Cadí y la C-17 a la entrada de Ripoll como puntos principales, y entre otros el Túnel de Capsacosta en la Vall de Bianya (Girona), ha explicado el cuerpo policial.


Las retenciones se han registrado a lo largo de la mañana de este miércoles y permanecen sobre las 12.00 horas, el día después de que el Govern anunció el cierre perimetral de ambas comarcas que ha entrado en vigor a medianoche.


Mossos recuerda a los viajeros que, en caso de encontrarse con un control en la zona para garantizar el cierre perimetral, sigan las indicaciones de los agentes para agilizar las comprovaciones, y que lleven el certficado autorresponsable de movilidad y la documentación que lo acredite.


El conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Sàmper, y el comisario de Mossos Joan Carles Molinero explicaron en rueda de prensa la noche del martes que unos 200 policías se dedicarán a controlar este confinamiento perimetral, en un dispositivo en el que colaboran las Policías Locales de Ripoll y Puigcerdà.


CIERRE DURANTE 15 DÍAS


El confinamiento comarcal estará vigente durante 15 días, hasta el 6 de enero, y se permitirá entrar y salir del Ripollès y la Cerdanya para ir a trabajar, cuidar de personas dependientes, recoger o llevar a los hijos, y acudir a un centro sanitario o educativo --incluidas las universidades--.


También como excepción, se permiten los desplazamientos para regresar al domicilio habitual, y se podrá entrar y salir para ir al banco y a estaciones de abastecimiento en territorios limítrofes, así como para renovar permisos y acudir de urgencia para comparecer ante un órgano judicial.


Son también excepciones los desplazamientos para ejercer el derecho de la manifestación y participación política, además de otras causas de fuerza mayor o necesidad, siempre "debidamente acreditadas".


Los conductores pueden atravesar las comarcas para ir a otros puntos de Catalunya, mientras que los vecinos del Ripollès y la Cerdanya no podrán transitar libremente entre una y otra, salvo por causa justificada.


COMERCIOS Y ESQUÍ


A pesar del confinamiento comarcal del Ripollès y la Cerdanya, podrán abrir los comercios de primera necesidad y los de 800 metros o superiores podrán abrir con aforo máximo del 30% --los que midan más, deberán limitar el espacio--.


Las estaciones de esquí podrán abrir, al acoger actividades deportivas al aire libre, pero no podrán hacerlo los servicios en estos espacios que no cumplan con los requisitos, como bares y restaurantes.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH