¿Cómo se está atendiendo a la ciudadanía en tiempos de pandemia?

Maria Assumpció Vilà i Planas
Síndica de Greuges de Barcelona


Un informe del Foro de Síndicos, Síndicas, Defensores y Defensoras Locales de Catalunya (FòrumSD) analiza la atención que está recibiendo la ciudadanía durante la crisis sanitaria de la Covid-19 en las 47 ciudades que disponen de esta figura y que suman, en total, más de cuatro millones de personas.


Varias personas realizan compras en el centro comercial La Maquinista, en Barcelona (España)


La principal conclusión del informe es que el sistema de garantía social está demasiado tensado, de forma que no puede garantizar planes de actuación preventivos y sufre una sobrecarga que puede dejar a muchas personas sin las prestaciones que necesitan. En este sentido, advierte que es vital reforzar urgentemente los Servicios Sociales Municipales para que estos dispositivos no se conviertan el "eslabón débil" del sistema, destinando más personal y rebajando el tiempo de respuesta de las peticiones, entre otras medidas.

La situación de los Servicios Sociales Municipales se añade a las dificultades por el bloqueo de las Administraciones supramunicipales, que provoca demoras y dificultades en la tramitación de los ERTE, prestaciones de desempleo, Renta Garantizada de Ciudadanía y el Ingreso Mínimo Vital provocando graves disfunciones en la atención a la ciudadanía y, muy especialmente, a los colectivos en situación de mayor vulnerabilidad.

Algunos Ayuntamientos, a pesar de las dificultades que conlleva la crisis de la Covid-19, continúan poniendo trabas administrativas a los ciudadanos que quieren empadronarse, y hay que recordar que tienen la obligación de hacerlo con independencia de la situación habitacional de los demandantes.


Hay que mejorar la comunicación de los Ayuntamientos y los ciudadanos, estableciendo canales de comunicación nuevos y mejorando los existentes. Destacamos el impacto que puede tener la brecha digital entre los ciudadanos que no pueden acceder a Internet o tienen dificultades de conectividad. También es preocupante la poca comunicación digital entre la Generalitat y las administraciones locales, especialmente nociva en aspectos como la situación en las residencias de ancianos.

Hay que valorar el papel esencial que han jugado los municipios a la hora de arbitrar medidas para atender a los sectores de la sociedad más afectados por la crisis sanitaria. Han sido la administración más cerca de la ciudadanía y, en general, la que mejor ha respondido a las demandas habituales ya las nuevas demandas surgidas a raíz de la pandemia.


Desde esta perspectiva, las sindicaturas municipales pedimos una reflexión para consolidar los mecanismos de trabajo que han funcionado y corregir aquellos que conviene mejorar. Entre los primeros incluyen la necesidad de canalizar y aprovechar el espíritu participativo y colaborativo de la ciudadanía que se ha movilizado en este periodo a través de entidades y asociaciones para sumar esfuerzos con los poderes públicos. En cuanto a los aspectos sobre los que conviene reflexionar mencionan el teletrabajo, para evitar que a menudo dependa del voluntarismo y de los recursos propios de los funcionarios.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.



Más autores

Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH