sábado, 27 de febrero de 2021

Colau preocupada porque los votantes de los comunes le sean infieles con Salvador Illa

|

Los Comunes temen sufrir un batacazo electoral en las elecciones catalanas  previstas para el próximo 14 de febrero si no se retrasan.  



Encomu






La candidatura del socialista Salvador Illa ha descolocado a la izquierda catalana porque si bien en la legislatura anterior ocuparon el espacio de los socialistas catalanes ahora son los miembros del PSC quienes tienen todas las papeletas para recuperar a sus votantes ante la desilusión frente al modo de gobernar de "comunes" y "morados".  


Colau está desscolocata y tiene serias dudas si involucrarse o no en la campaña de estas elecciones catalanas o quedarse al margen para no quemar su imagen ante un más que probable fracaso de su partido. Dejaría así en la más absoluta soledad y estacada a su protegida y amiga, Jessica Albiach que está poniendo todo en el fuego en el asador porque ve muy cerca ostentar una conselleria en un más que posible tripartito  ( ERC-PSC-Comunes) , que tanto ERC y el PSC niegan en pre-campaña. 


Albiach ha pedido la dimisión de Illa porque los comunes analizan que la visibilidad del Ministro Illa les perjudica electoralmente, a pesar, de que en el Estado son socios. En una campaña electoral todo vale, porque la desmemoria ocurre cuando se cuentan los votos y se adjudican los escaños y comienza la verdadera política, la de la negociación del reparto del poder. Y ahí los comunes quieren recojer el máximo a través de la urnas o haciendo valer como "oro" lo que consigan aunque sea de "hojalata".


La "cuota del PSC",  en el gobierno de coalicióni estatal lan sabido aprovechar con una jugada maestra los socialistas con un Miquel Iceta satisfecho del Jaque al Rey a todos los partidos del tablero catalán. 


Las perspectivas electorales para los comunes-podemitas son malas, prevén tener la mitad de diputados, cuatro o menos.  Para Ada Colau  la política estatal de Iglesias y su búsqueda de alianzas con ERC debilitan a los Comunes.  Pero no se quejó de arrebatarle la alcaldía a un Ernest Maragall llendo de la mano del PSC . 


(I-D) La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el ministro de Consumo, Alberto Garzón, y el vicepresidente segundo del Gobierno de España y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, en el encuentro confederal de Unidas Podemos.





Los sectores que se consideran de centro moderado dentro de los comunes están apostando fuerte por Salvador  Illa y su estilo político moderado.  


Lo que preocupa a Colau es quedarse por debajo de partidos competidores como la CUP o incluso Vox, algo que calificarián como un desastre, y la suerte de las siete vidas de gato de Albiach podrían acabarse frente a su benefectatora y protectora Colau.  


Además de  Podemos, también los independentistas se muestran preocupados por el llamado efecto Illa que consigue convertir al PSC en la primera fuerza constitucionalista de Catalunya con los flancos de C's y Comunes debilitados con su presencia, el ancho de votos que caerán al PSC es previsiblemente "muy elevado", un apuesta de gobierno en Catalunya segura de moderación. Lo que suceda en Catalunya tendrá resonancia en multitud de administraciones de toda índole desde la estatal a la municipal. 





¿Cómo pretende salvar los muebles Colau si la candidata es de su absoluta confianza y desligarla de su imagen no es posible?


Seguiremos informando...



 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH