Pasqual Maragall cumple 80 años rodeado del cariño de los suyos

|


El carismático ex alcalde de Barcelona y ex president de la Generalitat, Pasqual Maragall, cumple este miércoles 80 años rodeado del cariño de los suyos. Aquejado del cruel alzhéimer, sus tres hijos (Cristina, Guillem y Ayri) y nietos intentarán visitarlo por turnos. Hace tiempo que no les reconoce...pero son receptores de un cariño muy especial. Perdió hace casi un año a su valiente mujer, Diana Garrigosa, su principal apoyo hasta su sentido adiós.


Desde la Fundació Pasqual Maragall, con su hija Cristina al frente con gran implicación y determinación, explican que el duro confinamiento provocado por la trágica emergencia sanitaria, ha complicado severamente las condiciones de la mayoría de enfermos de alzhéimer. Física y emocionalmente, según los informes realizados por la entidad, les afecta y mucho.


Reconocen que Pasqual Maragall no desea estar bajo ningún concepto en solitario siguiendo a los suyos, cuando puede, a todas partes. Mientras, su hija Cristina se ha convertido en una gran divulgadora de la cruel enfermedad que les cambió la vida.


El expresidente Pasqual Maragall y su esposa Diana Garrigosa



No se cansan de recordar desde la Fundació que el alzhéimer casi iguala al cáncer como enfermedad que más preocupa a los españoles, ambos por encima incluso del maldito covid-19. Según un estudio destinado a saber la percepción de los españoles ante el alzhéimer, dos de cada tres conoce a alguien con esta enfermedad, y el 28% de los casos es un familiar de primera línea. El 61%, de hecho, reclama más recursos para la investigación y piden que el coronavirus no reste importancia a otras enfermedades como esta.


Desde la Fundació Pasqual Maragall así lo piden también. Al ex alcalde y ex president le afecta la cruel enfermedad del olvido...pero su legado permanecerá para siempre, singularmente en la memoria de la sociedad barcelonesa y catalana. Fue una figura clave para que, a mediados de los ochenta del siglo pasado, la capital catalana diera un salto hacia adelante de 50 años a nivel de infraestructuras, autoestima, influencia, belleza, poderío y se abriera definitivamente a un mar del que, paradójicamente, estaba de espaldas.


Así fue gracias a los inolvidables Juegos Olímpicos de 1992 ("los mejores de la historia" según proclamó emocionadamente el entonces presidente del COI, Juan Antonio Samaranch) que Maragall impulsó decididamente después de que su predecesor en la alcaldía de Barcelona, Narcís Serra y el citado Samaranch, empezaran a diseñar un sueño...que acabó convirtiéndose en luminosa realidad.


 



Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH