​La justicia francesa da la razón a Suez y bloquea la OPA hostil de Veolia

|

 Veolia, anunció, el domingo 7 de febrero, "la presentación de una OPA sobre la totalidad del capital de Suez, a un precio de 18 euros por acción - cupón adjunto" .  Sin embargo, Suez afirma haber obtenido del tribunal de Nanterre una orden que exigía a Veolia no lanzar una oferta pública sobre su rival, si no había sido previamente aprobada por la junta directiva.



Planta de tratamiento de agua de Canaragua.


Planta depuradora Suez/ @EP


De hecho el Tribunal de Comercio de Nanterre (Francia) ha instado a la compañía francesa Veolia a paralizar su oferta pública de adquisición (opa) sobre su rival Suez,  que valoraba a su competidora en 11.300 millones de euros, al fijar un precio de 18 euros por acción, y que se ha encontrado con el rechazo del Gobierno por su posible impacto sobre la competencia y el empleo. 


"El Tribunal de Comercio de Nanterre ha prohibido a Veolia presentar su oferta pública hostil, anunciada el 7 de febrero, tras el intento de Veolia de infringir su compromiso amistoso", ha señalado Suez en un comunicado tras conocer la decisión del Tribunal. 



Veolia, principal accionista de Suez tras comprar el pasado otoño un 29,9% de la compañía en poder de Engie a un precio de 18 euros por acción, anunció este domingo su intención de registrar una oferta de compra sobre el capital de la empresa que no controla al mismo precio abonado en octubre, lo que valoraría a Suez en unos 11.300 millones de euros. El desarrollo de esta operación tiene relevancia también para el sector en España, ya que Suez es dueño con un 56% de la empresa de gestión del agua de Barcelona —una condición que arrastra a la catalana al rompecabezas de las limitaciones antimonopolio—.


Veolía justificó su intención de lanzar esta opa sin el apoyo del consejo de Suez por la falta de voluntad de discutir la propuesta por parte de la dirección de Suez y su intención de apoyar un proyecto en competencia con el liderado por Veolia.  Los fondos Ardian y Global Infrastructure Partners (GIP) trasladaban a Suez mediante una carta de intenciones su disposición de lanzar una oferta de compra que valoraría a la empresa en unos 11.300 millones de euros al fijar un precio de 18 euros por acción, el mismo ofrecido por Veolia en su interés por adquirir el 70,1% que aún no controla en su rival, lo que permitiría una "solución amistosa", según señaló entonces Suez. 


Sin embargo, esta alternativa fue rechazada por Veolia, que señaló que su 29,9% en Suez "no está ni estará a la venta".


Mientras el  Gobierno francés, que ya en octubre expresó sus reservas ante la compra de Suez por Veolia sin un acuerdo amistoso entre las compañías, ha cargado con dureza este lunes contra la transacción planteada por Veolia, a la que ha calificado de "no amistosa", expresando su deseo de que las empresas retomen las conversaciones para una solución compartida. 


En declaraciones a los medios el ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, ha afirmado que esta oferta "no es amistosa y contraviene los compromisos que ha asumido en varias ocasiones Veolia, además de plantear cuestiones de transparencia".


Para el ministro, que ha reclamando la intervención de la Autoridad de los Mercados Financieros (AMF) y añadiendo que la OPA de Veolia "puede plantear problemas de competencia y es claramente apresurada". Asimismo, Le Maire ha defendido que una operación de este calado "entre dos campeones industriales franceses" solo puede salir adelante "si es amistosa", añadiendo que no puede tener éxito en contra de los trabajadores de Suez, de la directiva de la empresa, de los clientes y los usuarios. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH