Un repartidor de Uber Eats envía este mensaje a su cliente: "Lo siento amor, me comí tu cena"

Redacción Catalunyapress

Uber Eats, la aplicación de comida a domicilio de Uber, ha empezado a operar en Barcelona con una oferta de alrededor 150 restaurantes.

Un rider de Uber Eats en Barcelona (EP)


Una estudiante de Londres se quedó con hambre después de recibir un mensaje de un repartidor de Uber Eats que decía que se había comido sus dos hamburguesas, patatas fritas y unos nuggets de pollo. 


Illy Ilyas, de 21 años, hizo un pedido por un valor de 15 libras a través de la popular aplicación para pedir comida a domicilio. Tras pagar, todo fue como de costumbre: le enviaron un mensaje diciendo que su comida estaba de camino. Sin embargo, pronto se produjo el giro de guion, y recibió un SMS del repartidor donde aparecía el siguiente mensaje: "Lo siento amor, me comí tu cena".  


Al volver a la aplicación, el pedido salía entregado, e incluso le proponían si quería dejarle una propina al repartidor. Illy rápidamente se puso en contacto con Uber y le ofrecieron otro menú de reemplazo. 


A pesar de la situación, la estudiante se lo tomó con humor: "Quizás tenía mucha hambre. No quisiera ser la razón por la que un hombre hambriento se queda desempleado en una pandemia. Encontré todo el asunto divertido. Al menos sé que se comió la comida. Al final, conseguí mi comida, así que no me molesté. Esto nunca me había pasado antes" explicó al periódico The Sun. Uber Eats no ha hecho ningún comentario al respecto. 


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH