La covid se ha llevado al admirado José Molina

Carmen P. Flores

La muerte en estos tiempos convulsos de pandemia, nos trae cada día las cifras de personas que no han podido superar el ataque de este virus asesino que se está llevando por delante a tantas personas. Las cifras son frías para algunos porque no les ponen rostros hasta que llega el nombre de algún familiar o amigo que les afecta directamente. Las cosas cambian y la tristeza y la rabia nos invaden durante un tiempo. Solo se van físicamente de este mundo, pero siempre nos queda en la memoria, la imagen y los recuerdos de ellos.


3371743

Este jueves, después de indagar me llegaba la noticia del fallecimiento de José Molina, entre otras cosas articulista de Catalunyapress durante los últimos años y amigo en la distancia. La muerte le sobrevino tras no superar la covid, pese a la gran vitalidad y energía que tenía a sus 83 años.


Tuve noticias de que se encontraba mal porque hacía un par de semanas que no nos llegaba ningún artículo suyo, cosa muy extraña en él que siempre estaba dispuesto a escribir de aquellas cosas que le preocupaban o de otras de las que no estaba de acuerdo y quería denunciarlas. José era un joven luchador de 83 años que nunca se rendía. Con una fuerza moral y ética a prueba de bomba. Ante la falta de noticias suyas le envié un WhatsApp el pasado 24 de enero, en el que le preguntaba si estaba bien o le ocurría alguna cosa. Su respuesta fue que tenía problemas respiratorios, que estaba ingresado y que intentaría enviarme un artículo. Le dije que sólo quería saber si estaba bien y que se cuidara, que era lo más importante . Al día siguiente me volví a interesar por su estado de salud y me contestó que “Hoy ha sido un día con problemas respiratorios. Estoy con oxigeno y la neumonía me aumenta un poco. Muchas gracias por tu apoyo”. Me inquietaba su situación, así que el día 26 le volví a escribir para conocer su evolución. Su respuesta fue “Un día duro. Pero luchando por salir adelante. El problema respiratorio me está dando problemas”. Fue el último mensaje que me envió. A partir de ahí, pese a los WhatsApp que le enviaba a diario, no obtenía respuesta. Pensé que había empeorado y que cuando superara esa fase podría tener respuesta. Fue ese 26 cuando, consciente que podía perder esta última batalla escribía en su blog el siguiente texto:


Mi alma camina inquieta

El covid19 me ahoga la vida

Que Dios me de fuerzas

Para salir de esta.

Muchas gracias a todas y a todos mis seguidores por el apoyo constantemente ahora sois más necesarios que nunca.

— José Molina Molina (@ecoapiedecalle) January 26, 2021


José Molina era doctor en Economía. Licenciado en Ciencias Económicas, y Comerciales, Licenciado en Filosofía y Letras, por la Universidad profesor Mercantil en la Escuela de Comercio de la Universidad. Entró en la política como consejero de Economía y Hacienda en el gobierno murciano en los años 80 con el gobierno socialista. En su última etapa pública que finalizó el pasado año fue al frente del primer Consejo de Transparencia de esa región, donde su trabajo no pasó desapercibido porque reclamaba con insistencia la rendición de cuentas de los poderes públicos ante la ciudadanía, situación de la que había escrito más de una vez en sus artículos en Catalunyapress.


Se nos ha ido una persona comprometida con la sociedad, un luchador de la democracia, la transparencia y el buen gobierno. Te echaremos mucho de menos, no solo yo, sino los lectores que siempre esperaban tus artículos que no dejaban a nadie indiferente. Decía el gran poeta romano Ovidio que “Felices son aquellos que se atreven con coraje a defender lo que aman”. José Molina era ese tipo de persona.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.



Más autores

Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH