Por qué no es buena idea apoyar la cabeza contra la ventana en un vuelo

|

Kevin maillefer mEIdpY2x hA unsplash

Foto de Kevin Maillefer en Unsplash


A veces al hacer un viaje en avión tienes la suerte de conseguir un asiento junto a la ventana y por ello, podrás disfrutar de unas excelentes vistas, pero nunca debes descansar la cabeza en la ventana.


Linda Ferguson, quien trabajó como tripulante de cabina durante 24 años, ha explicado al rotativo británico Mirror que ha sido testigo de cómo centenares de personas tosían, respiraban, estornudaban y "quién sabe qué más" contra la superficie. "Si hubiera una luz de fondo y pudieran iluminar un avión con todos los gérmenes, creo que petrificaría a todos", relata la azafata. 


Pero la ventana no es el único punto conflictivo: "Las mesas de las bandejas son asquerosas. Ni siquiera recuerdo cuántas veces he visto bebés cambiadas, gente vomitando, gente sangrando ...", explica otro trabajador.  "Se supone que deben limpiarse todas las noches, pero yo no pondría comida directamente sobre ellos", alerta. 


Para aquellas personas preocupadas por los gérmenes que acechan de los pasajeros anteriores, recomiendan llevar sus propias toallitas antibacterianas a bordo para limpiar todas y cada una de las superficies antes de usarlas.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH