viernes, 24 de septiembre de 2021

Dau al Sec: Denis Lachaud denuncia en “La màgia lenta” las agresiones pederastas

|

Las estadísticas dicen que una de cada cinco personas ha sufrido abusos sexuales durante su infancia, que seis de cada diez agresores fueron personas próximas a la víctima y siete de cada diez casos permanecen impunes. Unos datos escandalosos que hasta hace muy poco tiempo quedaban ocultos bajo la alfombra pero que empiezan a conocerse públicamente debido a una mayor sensibilidad social con respecto a esta lacra. El autor francés Denis Lachaud se hizo eco de tal realidad y la dramatizó en su obra “La màgia lenta” que se presentó exitosamente en París y Aviñón y que llegó a Barcelona hace un par de años en un festival de teatro francés. Regresa ahora mismo en traducción catalana de Joan Casas a Dau al Sec, una sala situada donde hubo una antigua nave de las muchas que existieron en el Pueblo Seco, casi en las laderas de Montjuic.


Teatro   La Magia Lenta Marc Garcu00eda Cotu00e9


Dispone de compañía propia y acoge espectáculos, lecturas dramatizadas, ensayos, talleres, laboratorios, residencias técnicas y muchas otras actividades culturales. Como ocurre en otros teatros ubicados en locales análogos dedicados también a actividades escénicas, la sala de Dau al Sec es un espacio despejado en uno de cuyos lados están situados los asientos para la acomodación del público y el resto queda a disposición de los creadores.


Pierre Notte, que es el director de este montaje, ha dejado ese espacio prácticamente vacío -sólo hay una pequeña mesa- para el que el único actor de este monólogo, Marc García Coté, se mueva con plena libertad con el único auxilio de la luminotecnia a cargo de Alexandre Mange. Unos focos de techo a suelo que marcan su situación concreta en cada uno de los puntos en los que se desarrolla la acción dramática sobre la forma en que un adulto maduro se enfrenta al sicólogo cuando recuerda unos hechos que marcaron su vida desde la infancia y le convirtieron en víctima de los abusos sexuales de su tío y, lo que es peor, con el conocimiento de su propia familia que consintió en esta situación.


Teatro   La mu00e0gia lenta   La sala Dau al Sec


La ejecución de García Coté es rigurosa y contenida, no hay gritos, ni gestos exagerados, porque no es en absoluto necesario que la tragedia se exprese de forma escandalosa. Hay, eso sí, una descripción vívida de hechos pretéritos que el agraviado recuerda muchos años después de ocurridos, a consecuencia de un diagnóstico erróneo, y de esta forma revive los traumas de su niñez. Pese al tono monocorde que utiliza el actor, el discurso se expresa con crudeza mediante la repetición de expresiones como “cuando me violó” o, mucho más expresivamente, “cuando me dio por el culo mi tío”. Un lenguaje descarnado lleno de crudeza y dolor, que contiene de forma harto explícita la expresión del sufrimiento padecido y que García Coté ejecuta con verdadero virtuosismo sin caer nunca en el exceso. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH