Llueven bragas sobre el primer ministro de Francia para pedir que se reabran los comercios

|

Desde el tercer encierro, no se les ha permitido abrir. Para protestar contra el cierre de sus denominadas tiendas no imprescindibles, los responsables de las tiendas de ropa interior independientes llevaron a cabo una acción simbólica y humorística: el envío de braguitas a Matignon, dirigida directamente al primer ministro Jean Castex.


Jean Castex, primer ministro de Francia

El primer ministro de Francia, Jean Castex - EUROPAPRESS


"Le envié bragas con encaje, bastante bonitas" , explica Sylvie Rey, con unas bragas azules en la mano. Esta gerente de una tienda de lencería en Grenoble no acepta el cierre de su tienda desde el encierro del 3 de abril. Destaca la experiencia aportada a sus clientes durante 30 años.


“Podemos acudir a nosotras en busca de seducción, pero hay muchos otros problemas , asegura: pechos generosos que no pueden encontrar talla, sujetadores de lactancia, mujeres que tienen senos cambiantes, adolescentes,..".


Sylvie Rey cree que su tienda es esencial, incluso en tiempos de pandemia. "Para mucha gente, las bragas son divertidas, son seducción. Pero siguen siendo lo primero que te pones por la mañana" , apunta el gerente.


Casi 200 braguitas ya están de camino a Matignon. Una avalancha de lencería fina para intentar hacer cambiar de opinión al Primer Ministro cuando no se ha dado una fecha concreta para la reapertura de estos negocios. El gobierno ha anunciado un levantamiento del confinamiento a partir de mediados de mayo, si la epidemia lo permite.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH