La pandemia ha invisibilizado el papel esencial de las matronas

|

El papel de las matronas en España está cada vez más olvidado. La OCDE establece una ratio de 25,9 matronas por cada 1.000 nacimientos, pero en España solo hay 12,4 matronas por cada 1.000 nacimientos. La cifra, que se sitúa muy por debajo de la media de la Unión Europea, preocupa a la Organización Colegial de Enfermería, a la Federación de Asociaciones de España y la Asociación Española de Matronas, que piden una mayor inversión para garantizar la seguridad de las mujeres embarazadas y la de sus hijos. 


Csif valora la labor de la matronas durante la crisis del coronavirus

Manos de una matrona (EP)


Un informe publicado recientemente por la Organización Mundial de la salud (OMS), el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés) y la Confederación Internacional de Matronas (ICM) advierte de la falta de matronas y asegura que el mundo necesita 900.000 matronas para mejorar la atención a embarazadas y recién nacidos.



El informe destaca además que la crisis de la COVID-19 no ha hecho más que exacerbar estos problemas, ya que las necesidades de salud de las mujeres y los recién nacidos se han visto ensombrecidas, los servicios de maternidad se han interrumpido y las matronas han prestado ayuda en otros servicios sanitarios. Por otro lado, un análisis que se llevó a cabo para este informe, publicado en 'The Lancet' en diciembre pasado, demostró que contar con todos los recursos de la atención prestada por matronas para 2035 podría evitar el 67% de las muertes maternas, el 64% de las muertes de recién nacidos y el 65% de los mortinatos. Por tanto, podría salvar aproximadamente 4,3 millones de vidas al año.


"La desigualdad de género es un factor no reconocido de esta enorme escasez. La continua falta de recursos de la fuerza laboral de partería es un síntoma de que los sistemas de salud no priorizan las necesidades de salud sexual y reproductiva de las mujeres y las niñas, y no reconocen el papel de las matronas, la mayoría de las cuales son mujeres, para satisfacer estas necesidades", explican las organizaciones que han llevado a cabo el informe, que también recuerdan que el papel de las matronas no es solo el de atender los partos sino que también brindan atención prenatal y posnatal, así como una variedad de servicios de salud sexual y reproductiva -como la planificación familiar, la detección y el tratamiento de infecciones de transmisión sexual.


"A medida que aumenta el número de matronas y pueden brindar atención en un entorno propicio, la salud de las mujeres y los recién nacidos mejora en su conjunto, lo que beneficia a toda la sociedad", han dicho las organizaciones para destacar la necesidad de aumentar la inversión en la educación y capacitación de estas profesionales, así como en los servicios en los que ejercen sus funciones.




SATSE PIDE MÁS MATRONAS EN ESPAÑA


En este sentido, el Sindicato de Enfermería (SATSE) destaca  que la atención y cuidados que prestan estas enfermeras especialistas a las mujeres no se limita sólo al momento del parto, sino que dan respuesta a todas las necesidades que pueden llegar a tener en lo que respecta a su salud sexual, reproductiva y maternal durante toda su vida.


Desde SATSE ponen el foco en la amplia diversidad de funciones y competencias que tienen las matronas y matrones, ya que creen aún persiste la percepción errónea en un amplio número de personas de que se limitan a ayudar a las mujeres a ser madres. "La labor de las matronas y matrones es fundamental y muy beneficiosa en todas las etapas de la vida de las mujeres y, especialmente, antes, durante y después del parto", subrayan desde el sindicato.


Y es que estos profesionales proporcionan una atención integral a la salud sexual, reproductiva y maternal de la mujer, y tras el parto atienden sus necesidades en la fase de puerperio normal tras el nacimiento, así como las del recién nacido sano hasta que casi cumple un mes de vida.


Durante la adolescencia de cualquier mujer, las matronas y matrones realizan actividades educativas e informativas en materia de salud sexual y reproductiva, métodos anticonceptivos, hábitos de vida saludables o prevención del cáncer de cuello de útero, mientras que, en el embarazo, parto y puerperio, asesoran y educan para la salud a la embarazada y su pareja en aspectos como la alimentación, ejercicios, higiene, sexualidad o depresión postparto, entre otros. En una etapa adulta, estos profesionales desarrollan actividades educativas en materia de salud sexual y reproductiva y trabajan en la detección precoz de distintos cánceres, como el de cuello uterino, mama o genital, así como en la atención en el climaterio o la prevención de las alteraciones de suelo pélvico, incontinencia urinaria, etc.


Por ello, desde el Sindicato de Enfermería destacan la necesidad de que España cuente con el número de profesionales suficiente para "dar respuesta a todas las necesidades de la mujer en las distintas etapas de su vida, así como del recién nacido y su pareja". SATSE recuerda que, según distintos estudios y análisis, España cuenta con un número claramente insuficiente de especialistas en Enfermería Obstétrico-Ginecológica e insta a las distintas administraciones sanitarias competentes a que "refuercen las plantillas de estos profesionales sanitarios, tanto en los hospitales como en los centros de salud".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH