El FC Barcelona responde a las amenazas de la UEFA por la Superliga

|


Archivo - El presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, en la toma de posesión del cargo en el Camp Nou

@EP


La UEFA adelantó este 7 de mayo que perdonará a 9 de los 12 equipos implicados en la creación de la Superliga porque han presentado su compromiso con las competiciones de la UEFA. Tendrán consecuencias, como tener que pagar 15 millones entre todos ellos, pero nada comparado con las medidas que anunciarán contra FC Barcelona, Real Madrid y Juventus en los próximos días.


Así, el FC Barcelona ha emitido un comunicado en su nombre, pero también en el de los otros dos equipos afectados, asegurando que reciben “presiones, amenazas y ofensas para que abandonen el proyecto” por parte de la UEFA. Algo que para ellos es “inaceptable en un estado de derecho”, más teniendo en cuenta que “los Tribunales ya se han pronunciado sobre el proyecto de la Superliga ordenando a FIFA y UEFA, con rotundidad, que se abstengan mientras se tramita el procedimiento judicial, directamente o a través de sus entidades afiliadas, de realizar cualquier actuación que pueda penalizar a los clubes fundadores o que vaya contra la Superliga”.


Por otro lado, además de informar de su malestar por las amenazas recibidas, Barça, Real Madrid y Juventus aseguran que la Superliga se diseñó con la idea de “aportar solución a la situación insostenible que atraviesa actualmente la familia del fútbol”. Pero aclaran que acordaron que el proyecto solamente seguiría adelante si “dicha competición resultaba reconocida por UEFA y/o FIFA o si, en virtud del ordenamiento jurídico aplicable, fuera reconocida como una competición compatible a todos los efectos con la continuidad de los clubes fundadores en sus respectivas competiciones nacionales”.


En esta línea, acusan a ambas entidades de haber “rehusado establecer canal de comunicación adecuado alguno”. Pero insisten en que su idea era buena, y que pretendían también ofrecer un gran espectáculo a los fans.



Sin embargo, son conscientes de la multitud de reacciones que ha causado el anuncio del proyecto, por lo que pretenden analizar estas reacciones y “reconsiderar el planteamiento propuesto”. Lo que no quieren hacer es abandonar la idea de buscar “la sostenibilidad financiera del deporte”, por lo que instan a FIFA y UEFA a “debatir, desde el debido respeto, sin presiones del todo intolerables y con respeto al Estado de Derecho, las soluciones más apropiadas para la sostenibilidad de toda la familia del fútbol”.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH