Rocío Flores pide que Olga deje de hablar de su madre en Supervivientes: "No me hace bien"

|

Olga Moreno, la mujer de Antonio David Flores, se ha confesado como nunca acerca de la complicada tesitura en la que se encuentra al participar en Supervivientes y estar a miles de kilómetros de su marido y Rocío Flores. "Me siento responsable porque debería de estar allí. Pero bueno esto es para la familia también. Sin trabajo mi marido… Era el momento. Ha sido muy complicado. Nos lo han puesto muy difícil. Hay un divorcio, 15 días la madre y 15 días el padre con esos niños. Y los cuidas lo máximo posible, como oro en paño. Ese padre hubiese ido y hubiese matado, pero no podía hacer nada. Los niños han vivido tanto dolor y ahora la culpa es de él...Me cago en la madre que los parió a todos".


Rocío Flores, en el plató de 'Supervivientes'

Rocío Flores en el plató de Supervivientes @ep


"Yo sé que Rocío está mal. Por eso su hija la llama tantas veces. Que no diga si yo soy madre… yo soy madre de mi hija, y ella de esos dos niños. Cuídalos como oro en paño, que yo cuidaré la mía y ayudaré a cuidarlos. Que la gente que le quiere esté pendiente de ella y deje a mi marido en paz. Lo único que ha hecho es luchar. Ojalá puedan ayudarla y salir de esto y disfrutar de esos niños", estallaba dolida con Rocío Carrasco, asegurando que Ro ha llamado a su madre en numerosas ocasiones.


Unas palabras que Rocío Flores ha escuchado visiblemente afectada en el plató de 'Supervivientes', admitiendo que no le está haciendo bien que Olga se desahogue de tal manera hablando del conflicto familiar. "Es una situación complicada para todo el mundo, la primera para mí. Olga lleva 20 años formando parte de mi vida, son sus vivencias, y cada uno puede decir lo que quiera cuando quiera. Le dije que olvidara su vida de fuera y se centrase en el concurso, pero es persona y entiendo que tiene que explotar", ha señalado.



Dolida, Ro ha confirmado las palabras de Olga, afirmando que ha llamado a su madre "un montón de veces, por activa y por pasiva. Y se me ha negado". Pero, aunque la mujer de su padre esté contando la verdad, la joven ha confesado que escucharla le está haciendo mucho daño: "No me encuentro con ganas ni fuerzas de comentar. Si te soy sincera, a mí no me hace bien que hable. No por el hecho de que ella comente sobre la relación que yo pueda tener, sino en la situación en la que yo me encuentro aquí a mí no me hace bien, y a mi familia tampoco".


Aguantando el tipo y demostrando una vez más su fuerza, Ro ha señalado que espera que Olga se centre en el concurso y deje a un lado el "runrún" de la complicada situación familiar. "Esta experiencia no vuelve y está haciendo un buen concurso", ha finalizado, dejando claro en cualquier caso que "si estoy expuesta no es por Olga, sino por otra cosa".


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH