Ada Colau recauda 150 millones de euros en impuestos a través de la factura del agua de 2020

|

RuedadeprensadelaalcaldesadeBarcelonaenfuncionesAdaColau 1

Ada Colau. Alcaldesa de Barcelona


Este miércoles se han conocido los últimos datos de la Junta General Ordinaria de Accionistas que ha aprobado las cuentas y la gestión correspondientes al ejercicio de 2020 de Aguas de Barcelona, Empresa Metropolitana de Gestión del Ciclo Integral del Agua SA


Según las mismas el beneficio total de la compañía ha sido de 3,9 millones de euros -de los que se ha aprobado repartir 3,5 millones de euros entre Sociedad General de Aguas de Barcelona (SGAB), CriteriaCaixa y Área Metropolitana de Barcelona (AMB) - un resultado que denota el impacto de la crisis sanitaria provocada por la Covid-19 en comparación con los 22,2 millones de euros del ejercicio del año 2019. en este sentido, los ingresos de la compañía se han visto afectados por la disminución de la actividad industrial, comercial y turística, que ha supuesto una reducción de volúmenes de más del 4% respecto del año 2019.


A pesar de esta excepcional situación de crisis, Aguas de Barcelona ha resuelto con éxito un año de difícil gestión con un doble objetivo: garantizar la continuidad del servicio con la misma calidad de siempre y preservar la seguridad y la salud de la plantilla. Esto ha sido posible gracias al compromiso y dedicación de sus trabajadores, que han recibido el agradecimiento de la compañía.


El impacto total de la actividad de Aguas de Barcelona fue de 592 millones de euros, de los que 484 millones se generaron en Cataluña, y de éstos, 419 millones en el área metropolitana que   supone un impacto económico equivalente al 0,35% del producto interior bruto (PIB) del Área Metropolitana de Barcelona.


Del mismo modo, Aguas de Barcelona ha generado el equivalente a un total de 6.473 puestos de trabajo en España, de los cuales 4.987 son del Área Metropolitana de Barcelona.


Adicionalmente, se pone en valor la repercusión que la actividad de la compañía tiene en el entorno más cercano y su apuesta por una contratación local y responsable. En este sentido, hay que tener en cuenta que, de los 1.235 proveedores totales, el 98,06% son españoles y un 78,6% de de estos pertenecen al Área Metropolitana de Barcelona.


COLAU RECAUDA 150 MILLONES EN EL RECIBO DEL AGUA EN 2020


Llama la atención de los datos correspondientes a 2020, según ha podido confirmar Catalunyapress que la cuantía recaudada por concepto de impuestos es muy superior al beneficio de la empresa que ha sido este año de 3,9 millones de euros según se ha hecho público este miércoles.


Así en el caso de la Tasa Metropolitana de Tratamiento de Residuos se han recaudado para las arcas públicas de la AMB, 113 millones de euros en plena pandemia y la cuantía de la polémica Tasa de Residuos del Ayuntamiento de Barcelona que ha hecho subir un 19% el recibo, para Barcelona, ha supuesto 19 millones de euros de nuevos ingresos para el consistorio barcelonés.


Además el canon para ejercer el servicio del agua ha sido de 15 millones de euros sólo en este 2020. Porque para poder prestar el servicio que hace llegar el agua a los grifos las administraciones públicas cobran a la empresa que lo ejecuta.


LA TASA DE RESIDUOS BARCELONESA EN CUESTIÓN


Debido a la aprobación de este nuevo impuesto municipal en el pleno de enero de 2020 el Ayuntamiento de Barcelona, algunos vecinos, vieron incrementada la factura del agua de forma exponencial el 2020, llegándose a alcanzar importes de ochenta hasta cien euros. Mientras la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se ha beneficiado a través de la factura del agua de 150 millones de euros en un año por conceptos que no tienen nada que ver con el servicio del agua y su gestión.


Esta paulatina incorporación de conceptos en los últimos seis años, en la factura del agua y que no guardan relación con el agua, ha hecho que aumente su precio en un 106%. Mientras que los conceptos que sí están vinculados al agua lo ha hecho sólo un 0,1% en el mismo periodo.


FEDEA, la Fundación de Estudios de Economía Aplicada, ha venido cuestionando este sistema de tributación ya que el consumo de agua no guarda relación con la generación de residuos.


En este sentido la profesora del departamento de Análisis Económico de la Universidad de Zaragoza, Lorena Oms, autora del estudio que analiza la generación de residuos municipales en las comarcas de Cataluña de 2002 2018 afirmó que: "La agua que se consume no tiene nada que ver con la generación de los residuos y hay que diseñar "correctamente" las tasas y precios públicos aplicado a el servicio de recogida de basura ".


El estudio concluye, tras varios análisis de robustez, que vincular este tipo de tasas con el consumo de agua "no repercute adecuadamente en el coste del servicio" y además "no se cumpliría el principio de recuperación de costes". Es decir, que no cumple lo de quien contamina más paga más.


Añadiendo que "al vincularlo al consumo de agua es un impuesto que se desvirtúa y además no incentiva a los ciudadanos", señalaba Olmos que apunta que el estudio, aunque hecho en base a datos de las comarcas, es completamente aplicable a Barcelona o cualquier otra gran ciudad. "Nunca el consumo de agua puede explicar la generación de residuos", insiste el analista económica que explica que, además se puede entrar en contradicciones: se puede hacer pagar más, no sólo a quien genere menos residuos, sino también a quien menos tiene, pero que por diferentes condicionantes puede estar consumiendo más agua ".


Entonces se pone de manifiesto que Colau, a través de la AMB y el Ayuntamiento de Barcelona, utiliza la factura del agua como una "herramienta" de recaudación de impuestos por valor de 150 millones de euros y que a pesar de la recaudación mediante la factura esta cuantía no irá destinada a mejorar el servicio del agua ni en Barcelona ni en su Área Metropolitana sino a residuos que no se generan en el ciclo del agua.


LA TASA DE RESIDUOS LOCAL AFECTA AL 73,3% DE LOS HOGARES DE BARCELONA Y RECAUDA EN UN AÑO 19 MILLONES DE EUROS



El Ayuntamiento de Barcelona en la aplicación de esta tasa de servicio de recogida de residuos doméstica sabía que afectaría a 557.000 hogares, un 73,3% del total de familias que pagan el recibo del agua.


En el Programa Metropolitano de Prevención y Gestión de Recursos y Residuos Municipales 2019-2025 establece que en 2025 los municipios deben haber incorporado un sistema de pago por uso de servicio de recogida y la han incorporado en el recibo del agua porque el máximo de barceloneses lo pague.


Las tarifas de la tasa se fijan según el tipo de vivienda que recibe el servicio de suministro de agua, en función de su caudal nominal y los tramos de consumo, y el consistorio calcula que el segundo semestre de 2020 supondrá 20,5 millones y, a partir de 2021, 41 millones de euros anuales de recaudación por este concepto, pero sobre el terreno la recaudación será mayor.


De hecho en su aprobación Eloi Badia afirmó que "aunque la tasa suponga que los ciudadanos paguen más, esta medida incrementará la recogida selectiva, lo que, a la larga, implicará" abaratar los costes globales de gestión ", según los sus cálculos que no los de los barceloneses que de momento pagan por los residuos en el recibo del agua y el Ayuntamiento recibe 19 millones de euros más para sus arcas. Más dinero para el Ayuntamiento dirigido por Ada Colau y menos para los bolsillos de los ciudadanos de Barcelona .


LAS MEDIDAS SOCIALES DE AGUAS DE BARCELONA BENEFICIAN A LAS FAMILIAS MÁS VULNERABLES


En la Junta General Ordinaria de Accionistas de la Sociedad General de Aguas de Barcelona (SGAB), también se han repasado las medidas sociales de la compañía, como la mejora en la tarifa social de la que se han beneficiado cerca de 45.402 familias acogidas 2020.


Respecto al Fondo de Solidaridad, ha bonificado la factura del agua a 41.156 familias en situación de vulnerabilidad, de las cuales más de 19.000 son de la ciudad de Barcelona.


Además, Aguas de Barcelona ya tiene firmados convenios contra la pobreza energética con los 23 municipios en los que opera, para garantizar el agua a las personas que no la pueden pagar.


A estas acciones, hay que añadir el conjunto de medidas sociales en las que se pueden acoger las familias que reciben el suministro por parte de Aguas de Barcelona. En concreto, 2.124 familias se han beneficiado de aplazamientos y flexibilidades para el pago de la factura, y más de 157.000 familias han obtenido bonificaciones en la factura por ser más de tres personas en el hogar.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH