Cómo prevenir, detectar y tratar los golpes de calor de los perros

|


Perros tumbados en un jardín.

@EP


Cuando llegan las altas temperaturas del verano no solamente las personas tenemos que hidratarnos y protegernos del sol y del calor para evitar golpes de calor. A los perros también les aumenta la temperatura corporal y los sufren. Por eso, es importante saber cómo evitarlos y cómo actuar en caso de que sufra uno.


PREVENIR UN GOLPE DE CALOR


Para evitar que a tu mascota le de un golpe de calor, es muy importante tener en cuenta las horas de más calor e intentar no sacarlo a pasear entonces. Esas horas suelen ser las comprendidas entre las 12 y las 17 horas, que es cuando más aprieta el sol. Pero, en caso de no poder evitarlo, entonces se debe hacer la prueba de los cinco segundos: colocar la palma de la mano en el suelo durante cinco segundos para comprobar si es soportable. Si una persona no lo aguanta, el animal tampoco.


Es importante saber que a los perros les sube la temperatura no solo por estar bajo el sol sino también por pisar un suelo demasiado caliente. Por eso, siempre va a ser mejor que corretee sobre un césped antes de que lo haga sobre asfalto. Pero para prevenir todavía más el golpe de calor en tu perro, puedes optar por mojarle las almohadillas de las patas para que le resulte más agradable caminar.


Por otro lado, hay otra serie de consejos a seguir que son similares a lo que haríamos para evitarnos ese golpe de calor nosotros mismos: no deben hacer ejercicio en las horas de más calor, es mejor pasear por la sombra y refréscalo con agua de vez en cuando.


SÍNTOMAS DEL GOLPE DE CALOR


Si pese a todas las recomendaciones sospechas que a tu perro le puede estar dando un golpe de calor, ten en cuenta cuáles son los síntomas que puede presentar.



  • Jadeos
  • Boca abierta
  • Piel demasiado caliente
  • Salivación
  • Convulsiones
  • Ansiedad
  • Respiración ronca
  • Encías rojas y muy brillantes
  • Vómitos
  • Detenerse y no querer caminar
  • Sudoración excesiva
  • Lengua pegajosa



Además de estos síntomas, es común que los perros que están sufriendo un golpe de calor busquen refugio en un lugar a la sombra. Y, el problema de la respiración ronca, es más común en los animales de hocico chato.


TRATAR UN GOLPE DE CALOR


Si tu perro presenta estos síntomas y tienes una sospecha clara de que está sufriendo un golpe de calor, lo primero que debes hacer es tratar de mantener la calma. Después, debes darle de beber (poco a poco) y humedecerlo con agua (no sumergirlo ni envolverlo en toallas).


Tras esto, debes ir corriendo a buscar a un veterinario, que es quien de verdad puede saber cómo tratar a tu mascota.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH