Mila Ximénez se encuentra sedada en su domicilio

|

Archivo - Mila Ximénez, en una imagen de archivo

@EP


Mila Ximénez fue sedada ayer a las once de la mañana. Los familiares de la periodista fueron llegando a Madrid para acompañarla y despedirse de ella. Mila es consciente de lo complicado de su situación y decidió que quería pasar estos momentos difíciles en su casa, rodeada de su familia. 


Su hija Alba y sus tres hermanos, Nani, Conchi y Manolo, no han dudado en acudir a la llamada e instalarse en la casa de Mila en Madrid. Además, la periodista se ha encargado de llamar y comunicarles lo complicado de la situación a sus amigos más íntimos. Sin embargo, el teléfono de Mila ya está apagado y la persona que responde a sus llamadas es su hermano Manolo. 


La debilidad de Mila Ximénez es extrema desde que abandonó, en silla de ruedas, la Clínica de la Luz. La cara de la periodista estaba muy apagada y ella, voluntariamente, decidió que lo mejor era regresar a su casa y pasar días con su familia, visto que el tratamiento que estaban aplicando no estaba dando los frutos que se esperaban.



Una vez en casa con su hija y sus hermanos, Mila tiene muchas ganas de poder recuperar fuerzas para disfrutar de unas vacaciones en familia en Marbella, lugar donde se encuentran sus nietos, los únicos a los que no ha podido ver debido a situación de pandemia actual. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH