viernes, 24 de septiembre de 2021

¿Avalará la Caixa d'Enginyers las multas al "procés" del Tribunal de Cuentas llevándose una comisión por ello?

|

El Govern de la Generalitat anunciaba este martes un decreto ley que permite crear un Fondo Complementario de Riesgos con 10 millones de euros. Con este contra-aval se podrán cubrir las fianzas de 5,4 millones impuestas por el Tribunal de Cuentas a 34 cargos y ex cargos de la Generalitat.


Según el conseller de Economía,  Jaume Giró, este fondo tiene “como principal objetivo proteger a todos los servidores públicos en legítimo ejercicio de su cargo y  es todo lo contrario a la malversación”: Según dice, lo que pretende es “restablecer un espacio de libertad para hacer política en Catalunya, hacer política sin miedo a que te embarguen”.


Archivo - Fachada del Tribunal de Cuentas

@EP


LA GENERALITAT FUNCIONARÁ COMO CONTRAAVAL


Para beneficiarse de este fondo, cualquier persona afectada tendrá que solicitárselo al Institut Català de Finances (ICF), que será el que lo gestione hasta que se constituya una comisión gestora. Deberá hacerlo con una declaración responsable y una carta de motivos y será la Generalitat la que comprobará si se cumplen o no los requisitos.


Una vez esto se verifique, el ICF será el encargado de garantizar un aval con un depósito que irá a cargo de una entidad financiera. Además, existirá un contraaval de la propia Generalitat. Pese a eso, Giró ha declarado que “no se trata de un desplazamiento patrimonial y de dinero de la Generalitat” y ha señalado que “en ningún momento la Generalitat perderá su titularidad”.


¿QUÉ SON EL AVAL Y EL CONTRA AVAL?


Antes de seguir cabe especificar qué son el aval y el contra aval. El aval bancario es una garantía que sirve para asegurar que se van a cumplir las condiciones de un contrato. Por tanto, el avalista (en este caso la entidad financiera) es quien asume las obligaciones si el avalado no lo hace. Esto es muy fácil de ver en la compra de pisos. El banco te presta el dinero, la hipoteca, pero te pide que haya un avalista al que poder reclamarle el dinero en caso de que tú no se lo devuelvas.


Los bancos tienen unos procedimientos muy marcados a la hora de emitir un aval, puesto que se han de asegurar de salir ganando. Por esa razón, contratar un aval bancario supone algunos gastos.


Por una parte el banco puede reclamar un coste por el estudio de solvencia. Es decir, el banco analiza cuál es la capacidad de solvencia del avalista antes de darle el aval. Por este trabajo (que no se lleva siempre a cabo) puede pedir entre un 0,5 y un 1 por ciento del valor del aval. En este caso concreto, si hablamos de 5,4 millones de euros que es el valor de las fianzas de los políticos, el coste de la gestión en caso de realizarla sería de entre 27.000 y 54.000€.


Por otro lado, el banco cobra más o menos otro 1% por abrir el aval. Este gasto si que sería fijo y por tanto la entidad bancaria se llevaría 54.000€.


Llega el turno de hablar de los contra-avales, que en este caso quedará a cargo de la Generalitat.

Un contra aval es un compromiso que tiene el deudor con el avalista. Si se ha de ejecutar el aval porque el deudor principal no cumple, el avalista le puede solicitar al contra-avalista todo el dinero que se haya tenido que abonar a causa del incumplimiento inicial.


¿QUÉ ENTIDAD FINANCIERA AVALARÁ CON EL CONTRA AVAL DE LA GENERALITAT?


Como decíamos, el Institut Català de Finances garantizará un aval cuyo depósito estará a cargo de una entidad financiera. Giró no ha querido decir de cuál se trata, pero es muy posible que sea la Caixa d’Enginyers. Esto es así porque parece ser que todas las grandes entidades, incluida la banca, se han negado a cubrir las finanzas. Excepto la Caixa d’Enginyers, que se ha mantenido en la primera linea del ‘procés’ hasta el día de hoy.


Cabe señalar que la entidad que se preste a avalar el fondo creado por la Generalitat deberá comunicar su decisión al Banco Central Europeo o al Banco de España porque se trata de una operación con connotaciones políticas. Así las principales entidades bancarias deberían dar cuenta al Banco Central Europeo mientras que Caixa d'Enginyers lo haría ante el Banco de España. 


CAIXA D'ENGINYERS, PRINCIPAL CANDIDATA


Caixa d'Enginyers es una sociedad cooperativa de ahorro y crédito que nació en 1967 gracias a unos ingenieros de Barcelona. Y, aunque lleve tantos años operativa, quizá uno de los mayores crecimientos lo tuvo en 2017.


Después del 1-O, Caixa d’Enginyers decidió desmarcarse de esa fuga de entidades porque su presidente, Josep Oriol Sala, creyó que no había riesgo alguno de que el ‘procés’ los expulsara del territorio comunitario.


De hecho, el independentismo los ayudó a crecer y sus clientes aumentaron un 12,5% en el último trimestre de 2017: Catalunya fue la comunidad en la que más crecieron. Miembros de la Caixa d’Enginyers niegan haberse posicionado del lado del movimiento independentista, pero lo cierto es que algunos de sus clientes no piensan lo mismo.


Como muestra está el hecho de que Caixa d’Enginyers fue elegida para gestionar la caja de resistencia de ANC y Òmnium Cultural que ayudó a pagar algunas fianzas de los políticos del procés. Y también que de su patronato hayan formado parte nombres como Joan Vallvé, vicepresidente segundo de Òmnium. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH