domingo, 26 de septiembre de 2021

​Jordi Hereu: ”En 2022 podremos tener el 100% del territorio español digitalizado”

|

Jordihereu

Jordi Hereu / @EP


Hereu, dejó la política en el año 2012 , ese mismo se hizo autónomo y como él mismo dice ganó “su libertad”.  Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, Hereu cuenta también con un MBA de ESADE. Comenzó su trayectoria profesional 1991 en Port 2000 y CILSA, vinculadas a la promoción de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) del Puerto de Barcelona.


Desde 1999  ocupó diferentes cargos en el Ayuntamiento de Barcelona, desempeñando sus funciones como concejal del distrito de Les Corts hasta 2004, y como concejal de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona hasta 2006. Tras dos años en este último cargo, Jordi Hereu fue nombrado quinto teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona y de 2006 a 2011 fue alcalde de Barcelona.


Tras su paso por la administración pública, Jordi Hereu cofundó la empresa Fledge Barcelona y preside IdenCity y Barcelona Plataforma Empresarial, especializadas en labores de consultoría estratégica.  El 2020 fué nombrado presidente de Hispasat, un proyecto en el que se encuentra, muy a gusto, y a través del que se pretende digitalizar toda España. 


- Como presidente de Hispasat, ¿en cuánto tiempo cree que se pueden tener digitalizado todos los municipios, de España, incluidos el pueblo más pequeño?


- Hispasat y la tecnología del satélite es una tecnología que junto con a otras es la que puede garantizar la digitalización del 100% del territorio español y esto lo podríamos hacer este año o sea que es un tema de meses.  Por tanto, creo que en el 2022 podríamos tener al 100% en toda España con una conectividad de 100 MB.  Este es un proyecto que para mí dentro de Hispasat es uno de los ejes estratégicos. Es una de las líneas que estamos impulsando y así haremos posible uno de los grandes derechos digitales que es la universalización de una buena conectividad digital. A partir de esta, se impulsa el derecho digital y creo que una de las grandes lecciones de la pandemia ha hecho posible , que ahora, la conectividad digital ya no es un producto servicio, sino, un derecho que  abre las oportunidades de desarrollo personal, familiar, empresarial y  territorial. Como presidente de Hispasat  es de los proyectos que a mí me ilusión, me da la oportunidad de poder impulsar este proyecto, que no hacemos solos, si no con una coalición empresarial y que es  importante para España.


"Creo que en el 2022 podríamos tener al 100% en toda España con una conectividad de 100 MB".


También esto es vital para toda Latinoamérica que es un continente con muchas menos infraestructuras en red y está mucho menos cableado. Tiene el mallado, está muy por debajo del mallado de uno de los países mejor conectados que es España. Por tanto, la tecnología satelital en Latinoamérica es un gran vector y fuente de conectividad,y por tanto de progreso, yo he afirmado públicamente que para Hispasat Latinoamérica ha sido, es y seguirá siendo una gran prioridad.


- ¿Con este proyecto de digitalización de toda España que va a suponer para los pueblos más pequeños, para su agricultura, la industria y sus gentes?


 -  El ministro, Eduardo Serra, me explicó, porque él lo vivió, el Plan de Electrificación Rural, a finales de los años 70. Ahora yo digo que en un Plan Nacional de Digitalización Rural que significa la misma revolución que supuso en su momento la electrificación. Con la digitalización efectiva a partir de la conectividad digital se abre la posibilidad de mil contenidos, en los que se podrá hacer desde tramitaciones con las administraciones- acercarlas al ciudadano para que no se tengan que desplazar-, todos los elementos de formación y capacitación, por lo tanto, contenidos educacionales y también capacitación profesional, teleasistencia sanitaria.


Tenemos en Arganda uno de los tres centros de control terreno donde disponemos de más de 45 mega antenas con las que nos comunicamos con los satélites. Allí tenemos lo que se llama mostradores donde se pueden ver cómo es posible realizar un diagnóstico médico, y eso demuestra que se puede hacer asistencia primaria en remoto. Son unas herramientas muy importantes para hacer gestiones administrativas, formativas y asistenciales. Lo hablé con el presidente de Correos, la cantidad de gestiones que se podría hacer uniendo carteros y satélites, que puede significar una revolución de servicios para fijar la población allí donde la gente vive.


-¿Y en el sector productivo?


-  Una cosa es la prestación de servicios a los miles de familias a las que podremos atender, pero también esa ayuda se puede prestar a las explotaciones forestales, ganaderas y la gestión agrícola a través de la sonorización del territorio. Esto sí que es convertir los espacios en territorios inteligentes y en esto, también el satélite, puede ayudar a monitorizar, por ejemplo, los parques naturales desde el punto de vista de prevención y acción contra los incendios. Pero también se puede saber el grado de humedad de los cultivos para poder gestionar eficazmente el agua. Y podríamos seguir hablando de todos los servicios asociados que se pueden llegar a realizar en los distintos sectores. Yo creo que esto puede dar pie a una cierta revolución productiva.


Hostelstur



- Con todo lo que acaba de explicar ¿esto puede ser un revulsivo importante para la España vaciada?


 - Nosotros estamos trabajando muy estrechamente con la Secretaría de Estado de Reto Demográfico, que lleva Francisco Bolla. Ellos tienen un plan integral para la España menos poblada, la que tiene un reto demográfico. La conectividad digital es una herramienta más junto con otras para poder dar oportunidades de desarrollo a esta España que, sin duda ,por elementos de equidad social y territorial necesitamos vertebrar en una gran estrategia de país.


- Hispasat se ha unido al consorcio internacional que ha sido seleccionado por la agencia europea Espacial. ¿Qué significa?


- Hispasat, que una vicepresidenta lo definió como un PERTE, fue un PERTE de finales de los 80. Es un proyecto de clara innovación para el país. Fue una apuesta tecnológica importantísima en su momento que nos permite que España esté en el mundo de las telecomunicaciones por satélite y en la industria del espacio. Ello nos permite estar en la mesa donde se analizan y se deciden cosas en primera línea. Gracias a Hispasat y la apuesta tecnológica que en todos los países del mundo se impulsa también desde el Estado porque la industria del espacio tiene la vinculación con el mundo público de proyecto gubernamental. Aunque después, nosotros somos una empresa que vivimos de lo que vendemos como servicios en el mercado, pero nosotros estamos en las mesas donde Europa tiene que decidir qué proyecto europeo tiene que vertebrar frente a otras potencias como pueden ser Estados Unidos o  China.  


"Nosotros nos definimos como un instrumento al servicio de nuestro país que está en igualdad de condiciones con otros interlocutores europeos".


- ¿Todo esto es posible por la colaboración público-privada?


- Claramente, nosotros somos una empresa, qué gestionamos más de 1.300 canales de televisión y que tenemos decenas y decenas de clientes. Son clientes que nos piden o conectividad o vídeo, televisión o datos. Y la transmisión de datos, la transmisión de Internet y por tanto nosotros estamos detrás de muchos de los servicios que los ciudadanos ven y disfrutan cada día. Además de esta, Hispasat es un instrumento de país porque es una empresa muy vinculada al mercado, pero también estamos fortaleciendo esta dimensión de brazo ejecutor de políticas de país, tanto en España como en Latinoamérica. Sin duda nuestra doble alma, que formamos es un gran ejemplo de colaboración público-privada sin duda un modelo que yo creo que cada vez es el mejor modelo para hacer muchas cosas.


- ¿Cómo repercute la situación  politica de Catalunya  en la ciudad de Barelona?

- Yo lo que soy es un barcelonés apasionado que ahora trabajo bastantes días en Madrid pero que no he dejado para nada, mi condición de barcelonés militante, yo creo que Barcelona como siempre, es una ciudad cuyo modelo es el más debatido y admirado en el mundo en términos urbanos. Barcelona es la típica ciudad, densa, mediterránea, europea. Es un modelo muy potente de ciudad qué tiene grandes oportunidades y que en todo caso el debate es si estamos siendo capaces o no de aprovechar al máximo estas oportunidades.



Hereucatpress

Jordi Hereu durante la entrevista a @Catalunyapress


-¿Se han perdido oportunidades?


- Como digo a mí me gusta poner énfasis en sus oportunidades. Yo creo que Barcelona lleva 10 años que está sometida a dos populismos: uno es el populismo identitario que se ha generado en Catalunya, en el que aún estamos y que tenemos que gestionar. Este debate es un elemento de presión sobre una ciudad global como Barcelona, que sin duda no le ha ayudado. Podríamos decir que Barcelona está sometida a un doble tets de estrés. Uno viene del proceso que, en nada a favorece a la ciudad, sino todo lo contrario, porque allí, donde hay problemática donde hay disputa donde hay debate, no bien resuelto, esto quita interés. Por tanto, es un elemento claro. Después, yo soy crítico con el populismo de izquierdas, de la alcaldesa. Esto es dogmatismo. A mi la izquierda dogmática no me gusta. No soy crítico con todo lo que hace, pero sí que creo que en Barcelona hay un gobierno donde se ve claramente la izquierda que desde siempre ha gobernado la ciudad que lo ha conseguido trabajando con la ciudadanía, que es el PSC. Defiendo la gestión del PSC en el gobierno municipal. Suerte tenemos de contar con el PSC en el gobierno. Aquí hay una ciudad del sí: sí, para debatir con el mercado, sí para analizar con el mercado, sí para construir con la sociedad, etc. Y después hay una Barcelona, que cada vez se va a pronunciando más como la Barcelona del no: no quiero hablar, no me interesa esto no, ni lo otro. Bueno, yo creo que Barcelona decidirá, espero, dentro de dos años en pro de la Barcelona del Sí: sí a construir, sí a dialogar, sí a construir. Espero que sea el PSC liderado por Collboni. Porque bajo el liderazgo de Colau, que una de las grandes preocupaciones de la ciudadanía, tal como expresó el barómetro municipal, que sea la política municipal,  la segunda preocupación, es muy elocuente.


"Yo soy crítico con el populismo de izquierdas, de la alcaldesa  Colau"


Me preocupa una Barcelona que ya no quiere jugar en la liga de las ciudades globales bien conectadas. No queremos ni la ampliación del aeropuerto. Lo digo muy claramente nuestros competidores urbanos del mundo estarán encantados que nosotros autolimitemos nuestra capacidad. Con esta mentalidad del no, aun tendríamos el ferrocarril frente al mar.


 Sigo creyendo que Barcelona es una ciudad de oportunidades, pero en los últimos años, junto a gente que ha trabajado para que esto persista, hemos tenido gente que pone el acento en, no vengáis, no vamos a estudiar vuestras propuestas, no haremos esto, no, no y no. Yo estoy un poco harto de la Barcelona del no, también de la Catalunya del no.


Estoy a favor de afrontar el futuro, a trabajarlo con el modelo que siempre ha sido el nuestro, que no significa que el mercado haga lo que quiera, sino con el modelo que tenemos, el nuestro. Soy partidario de la colaboración público-privada, que no quiere decir subordinación de lo público a lo privado. Para mí es lo contrario: es que el mercado se pone al servicio de construir en el marco definido pública, socialmente, políticamente, el mercado se pone como un aliado imprescindible.


Este ha sido siempre el modelo de ciudad. El modelo  Barcelona, contrariamente a lo que dicen  que es vender la ciudad al mercado, es utilizar toda la energía de la innovación del mercado para construir un buen sistema de ciudad, y por tanto, yo pediría volver a ser fiel al espíritu de Barcelona que es esta ciudad: rebelde, ciudad crítica con cualquier elemento, pero que no se convierta en la ciudad de los debates, mil debates eternos que nunca llegan a nada, o en una ciudad que dice que no a lo que pasa en el mundo.


Hereu

Jordi en plena intervención pública/ @EP


- ¿Como ve la polémica creada por la remunicipalización del agua?


 - Esto es dogmatismo. Siempre he pensado que la izquierda dogmática es un componente de la izquierda, pero espero que vuelva a ser minoritaria. Además de discursos, se deben conseguir cosas, porque la política no puede ser solo declarativa. O regodearse en los efectos de la desigualdad. Nos han pedido que luchemos contra la desigualdad. No hay que recrearse tanto en los desahucios y construir más vivienda protegida. Estoy absolutamente en contra. Me parece falso lo que están diciendo que ahora si construye más vivienda protegida que nunca, esto es falso.  Cualquier análisis serio que se haga, evidencia que ahora es cuando menos se está construyendo vivienda pública en la ciudad de Barcelona. Esto es un insulto a los antiguos concejales de ICV que eran los responsables de la política de vivienda y yo en nombre de ellos me reveló contra lo que ahora se intenta afirmar que es sencillamente una mentira. Ahora se hacen menos viviendas que nunca.


"La gente nos pide que luchemos contra la desigualdad, no tanto recrearse en los desahucios sinó construir más vivienda protegida. La izquierda dogmática espero que vuelva a ser minoritaria en Barcelona. Además de discursos se tienen que conseguir cosas"


Ahora espero que se ejecuten cosas, que se exija a la Generalitat y al Estado lo que haga falta. Se tienen los datos de la gente que está en la calle, de la gente que espera vivienda pública. Esto es lo que hay que solventar. Frente a esto, a mis los debates del agua, de remunicipaciones que no forman parte de las preocupaciones de los ciudadanos son frivolidades, debates ideológicos de la gente que no vive ninguno de estos problemas. ¿Como se van a centrar en el problema 33, cuando tiene los problemas uno, dos y tres si resolver?. 


- ¿Por qué se construye menos?


 -Porque construir vivienda pública significa trabajar. Significa hacer planeamiento, significa ir a los barrios y debatir el planeamiento, significa movilizar recursos y esto es lo que en estos seis años no hemos visto y por eso así están las listas de espera de las mesas de emergencia habitacional en los distritos y así está la gente que espera. Estamos peor que nunca- Y entonces yo lo que digo es “menos eslogan y más política pública en serio” y reafirmo, que las ciudades no son teorías tienen que ser prácticas. La transformación que lideró en su día, Pasqual Maragall, que no era una gran teoría es que la gente lo pisaba y lo paseaba. Yo pido menos retórica menos política de las emociones y más política de las acciones.


Mis maestros eran la gente que venía de la izquierda que forzosamente era pragmática porque venían del mundo del trabajo. Entonces, cuando uno ha vivido la fábrica, es pragmático, porque es el sindicalismo: yo aprieto, pero yo acuerdo. No tienen nada que ver con una nueva cultura de gente que no sabe ni donde está la fábrica. Entonces, esta izquierda que no vive de llegar a acuerdos, vive de mantener retóricamente algún debate muy ideológico de guerra cultural, no me interesa para nada este mundo. Creo que Barcelona es una ciudad del mundo del trabajo, que ha crecido a través de la cultura del trabajo. La gente que viene del mundo del trabajo sabe que la ideología está al servicio de conseguir cosas. Por lo tanto, yo me siento muy lejos de la otra gente que no viene de la cultura del trabajo y se regodean en conceptos abstractos para seguir manteniendo el gran debate. ¿Por qué no solventamos los tres primeros problemas y dejamos para cuando podamos los 32, 33 y 34?


- ¿Añora la política?


- No. Siempre he afirmado dos cosas: tengo un gran recuerdo y ninguna nostalgia. Si la echara en falta, estaría en política. Milito en un partido y estoy implicado en un proyecto, pero la política como ejercicio profesional, no. En el año 2012 me hice autónomo y sigo siendo un autónomo, por lo tanto, yo gané mi libertad personal y mi independencia. Mis amigos me dicen en broma que el 2012 fue el año del procés y yo les digo que yo estoy trabajando en mi independencia personal, porque yo en la otra no creo. 


" Tengo un gran recuerdo de la política y ninguna nostalgia. Trabajo en mi independencia personal porque yo en la otra no creo". 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH