domingo, 26 de septiembre de 2021

UGT deberá pagar 9,7 millones por el caso de los ERE

|

Archivo - Sede del Tribunal de Cuentas

@CP


Después de 10 años de investigación, el Tribunal de Cuentas ha reclamado 9.745.882 euros al sindicato UGT por un expediente de responsabilidad contable que deriva del caso de los ERE de Andalucía. La resolución ya ha sido comunicada y desde la UGT se ha recurrido la decisión, explicando que esto paralizará por completo su actividad como sindicato. Ante esto, pone como garantía su patrimonio inmobiliario . 


El acta explica que la resolución está basada en los expedientes de regulación de empleo que se tramitaron en el ámbito de la Junta de Andalucía. En el momento que se hicieron estos ERE, desde el sindicato se intentaba ayudar a los trabajadores que habían perdido su puesto de trabajo. Esto significa que era una ayuda para que la crisis que estaba golpeando a las grandes y medianas empresas no afectara también a la vida social de las personas. 


Las ayudas que se dieron no estaban dirigidas a todo el mundo, sino  tan solo a aquellos trabajadores que estaban afectados por el expediente de regulación de empleo. Hasta aquí parecía todo correcto, pero con esto se dieron ayudar a muchas personas que no cumplían con los requisitos exigidos, ha explicado el Tribunal de Cuentas. Por tanto, la sanción va en función de todas aquellas personas que recibieron una ayuda sin que les tocara según las condiciones que habían expuestas.


De los 9,7 millones mencionados anteriormente, 2.862.584 están reclamados con la Federación Minerometalúrgica de CCOO. La resolución y, por tanto, citación estaba dirigido a una empresa que en estos momentos ya no existe, ya que en 2016 se fusionó y ahora está bajo el nombre de Federación de Industria, Construcción y Agro. 


UGT ya se ha pronunciado sobre esta resolución y ha dicho que en el caso de que se deba hacer frente a esta multa de 9,7 millones, el sindicato deberá paralizar toda su actividad, ya que no sería posible continuar. Además, reclaman que las empresas no han recibido las ayudas, sino que han sido los trabajadores afectados por los ERE los que tenían las ayudas. 


En un intento de que no se tenga que paralizar todo dentro del sindicato, UGT ha propuesto que sean sus bienes los que sirvan como garantía o incluso llegado el punto que se embarguen. Desde el propio sindicato ya han indicado que solo de esta manera se puede asegurar que la actividad sindical continúe su curso.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH