martes, 21 de septiembre de 2021

Un aeropuerto "intercontinental" y "medioambiental", según Puigneró

|

Un avión en el aeropuerto de Josep Tarradellas Barcelona-El Prat, cerca del espacio protegido natural de La Ricarda, a 9 de junio de 2021, en El Prat de Llobregat, Barcelona, Cataluña (España). La Ricarda es un espacio protegido de 800 metros de longitud

@EP


El vicepresidente y conseller de Políticas Digitales y Territorio de la Generalitat, Jordi Puigneró, ha asegurado este lunes que la ampliación del Aeropuerto de Barcelona-El Prat tendrá la mínima afectación al entorno natural de La Ricarda, pero no ha aclarado cuánto se ampliará la pista: "Velaremos para que la ampliación sea la mínimo posible y tenga la mínima afectación. Y si puede ser, con cero afectación".


En rueda de prensa desde la delegación del Govern en Madrid tras la Comisión Bilateral Generalitat-Estado, ha explicado que él mismo ha cerrado el acuerdo este lunes por la mañana en una reunión con la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, previa a la Comisión Bilateral y ha celebrado que finalmente "Catalunya tendrá un aeropuerto intercontinental".


Puigneró ha garantizado que el acuerdo será respetuoso con el medioambiente y busca hacer el Aeropuerto de Barcelona "mucho más sostenible que ahora" y que tenga menos emisiones de CO2, pero no ha dejado claro cómo afectará en el entorno natural. El vicepresidente ha asegurado que no se alargará la pista 500 metros y que esta ha sido una exigencia del Govern pero no ha detallado cómo se llevará a cabo la ampliación del aeropuerto para que alcanzar la capacidad de 90 vuelos por hora.


Según él, será el plan director el que determine el proyecto técnico concreto de la ampliación y ha avisado de que deberá contar con el aval de la Comisión Europea: "Si tiene el aval de la Comisión Europa, será una solución que será respetuosa con los criterios ambientales de esa zona".


En la rueda de prensa también se ha referido al acuerdo la consellera de Presidencia, Laura Vilagrà, que ha opinado que el acuerdo respeta un "equilibrio desde el punto de vista medioambiental".


CONEXIÓN CON GIRONA Y REUS


El vicepresidente ha destacado que el Govern ha logrado que el acuerdo incorpore la conexión del Aeropuerto de Barcelona-El Prat con los de Girona y Reus (Tarragona) a través de trenes de alta velocidad, que era una "condición sine qua non" para el Ejecutivo catalán.


Considera que este aspecto del acuerdo es muy importante porque hará más competitivo el sistema aeroportuario de Catalunya y ha señalado que el objetivo es que la construcción de las estaciones de alta de velocidad de Girona y Reus se incorporen en el plan de inversiones de 2022-2026 para que antes de 2026 estén listas o "muy avanzadas".


Puigneró ha vaticinado que la ciudadanía celebrará esta ampliación del Aeropuerto de Barcelona-El Prat porque cree que es positivo para Catalunya, ya que permitirá que no haya que hacer escala en vuelos intercontinentales: "Cuando tienes que hacer escala pierdes competitividad. Y por tanto, lo que venimos a hacer con el acuerdo que hemos alcanzado, es hacer de Catalunya un país preparado para los retos económicos del siglo XXI".


PISTAS SEGREGADAS


En un comunicado, Vicepresidencia de la Generalitat ha destacado que el acuerdo "dibuja un nuevo modelo aeroportuario catalán", ya que, con la conexión de alta velocidad, sitúa a los aeropuertos de Girona y Reus a 30 minutos del de Barcelona.


Según este comunicado, el acuerdo prevé que el plan director de la ampliación, que debe redactar Aena, se elabore con criterios ambientales y ha advertido de que el Govern "no validará ninguna propuesta de actuación propuesta por Aena que no haya sido avalada previamente por la Comisión Europea".


El departamento encabezado por Puigneró ha explicado que se superará la capacidad actual del aeropuerto de 80 operaciones por hora respetando el límite de 90 operaciones por hora y no se incrementará el impacto acústico sobre las poblaciones del entorno.


También ha concretado que el Govern ha conseguido que se mantenga el régimen de pistas segregadas, de manera que se seguirá utilizando la pista larga para aterrizajes y la corta para despegues, pero que será el plan director el que concreta cómo se lleva acabo.


"El nuevo plan director deberá determinar las actuaciones concretas para alcanzar este reto, actuaciones que deberán limitarse a las dimensiones y ubicación que reducen a la mínima expresión cualquier afectación a entornos medioambientales protegidos, especialmente la laguna de La Ricarda", apunta el comunicado.


Tras el acuerdo, el Gobierno central deberá aprobar el nuevo Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA)  2022-2026 antes del 30 de septiembre, que regula las tarifas de los aeropuertos de Aena, y después el Estado redactará el nuevo plan director y será en esta fase cuando se defina la propuesta concreta de ampliación del campo de vuelo y del resto de inversiones.


La Conselleria ha avisado de que, si esta propuesta afecta los espacios de La Ricarda, "habría que impulsar una consulta previa a la UE para validar la posibilidad de esta afectación".



Acuerdo Generalitat-Estado para la ampliación del Aeropuerto de Barcelona-El Prat

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH