martes, 21 de septiembre de 2021

Se cronifica la precariedad laboral: nueve de cada diez contratos firmados en Catalunya son temporales

|

El mercado laboral catalán sigue siendo poco sólido. El sindicato UGT ha destacado este martes que nueve de cada diez nuevos contratos firmados en julio en el territorio son temporales, lo que supone una gran "precariedad laboral".


"Se ha disparado la contratación temporal", afirman desde UGT. Se han firmado 252.374 contratos temporales, lo que representa el 87,24% del total de la contratación. 


Se han firmado un total de 289.298 contratos, 22.731 más que en junio (+8,53%), y 50.254 más que ahora hace un año (+21,02%). La contratación aumenta tanto mensual como interanualmente en todas las provincias, recoge UGT. 


Además, se han firmado 36.924 contratos indefinidos firmados, solo 960 más que en junio (+2,67%), y 7.503 contratos más que el año pasado (+25,50%). 


El 52,76% de los contratos de julio los han firmado hombres (152.624 contratos) y 47,24% mujeres (136.674 contratos).


Screenshot 228


Los datos recogidos por UGT también demuestran que el escudo social catalán está muy dañado. Entre las personas en paro, 225.384 reciben una prestación por desempleo, situando la tasa de cobertura en el 50,64%. El resto, no cobran nada. 


Con estos datos, UGT ha hecho una serie de propuestas que, según entienden, podrían dar la vuelta a la situación: 


- Un nuevos presupuestos de la Generalitat que puedan incrementar las partidas sociales, respecto de los prorrogados de este año, para hacer frente a las necesidades de la ciudadanía en situación de más vulnerabilidad, personas en situación de paro de larga duración, hogares sin ingresos y más presupuesto por la Renta Garantizada de Ciudadanía, entre otros, y con la consecuente valoración del impacto de género.


- El incremento del Salario Mínimo Interprofesional. Una persona que cobra tan solo el SMI correspondiendo al año 2021, encara el mismo que lo del 2020, tiene que asumir un gasto de hasta 590 euros anuales más, un 4,43% más que el año pasado. Y esto hasta el mes de junio de este año. El SMI se encuentra congelado en 13.300 euros anuales, cifra insuficiente para afrontar los gastos básicos, por lo cual su incremento es imprescindible para aliviar la presión de la subida de los precios sobre las personas trabajadoras con menos ingresos y no aumentar la gran desigualdad existente en Cataluña y el volumen de personas trabajadoras pobres. Incrementar el SMI es incrementar los salarios más bajos, que afectan mayoritariamente las mujeres.


- La derogación inmediata de las reformas laborales de los años 2010, 2012 y sucesivas en su totalidad, como punto de partida imprescindible para construir un modelo de relaciones laborales más eficiente y con más derechos para todos los trabajadores y trabajadoras.


- La reducción por ley de la jornada laboral hasta las 32 horas semanales, llegando a acuerdos de reducción y racionalización de las jornadas para conseguir el objetivo de trabajar menos, trabajar mejor y cobrar más.


- Una reforma fiscal integral que garantice la progresividad, equidad y suficiencia del sistema, con el fin de que la recuperación llegue a todas las personas.


-  La puesta en marcha de un plan de ocupación que permita recuperar los puestos de trabajo perdidos a lo largo de la crisis que contemple un nuevo Pacto nacional para la industria y un plan de choque para el sector del turismo.


- Utilizar los fondos europeos de reconstrucción, transformación y resiliencia y los Next.


- Generation para impulsar políticas de reactivación económica, dirigidas a un nuevo modelo económico y productivo más justo, solidario y sostenible, y con impacto de género para generar ocupación de calidad.


-  El fortalecimiento de los servicios públicos, con más inversión en equipaciones de salud, educación, servicios sociales, dependencia, servicios de ocupación y todo el sector público en general, garantizando también unas condiciones salariales y laborales dignas para los trabajadores y trabajadoras del sector público.


- La planificación de nuevas ayudas por septiembre, para compensar la pérdida salarial de las personas que no podrán recuperar su actividad y continúen en situación de ERTEs, y hacer frente a la creciente pobreza laboral provocada por la pandemia de la covid-19


- Agilizar y facilitar la tramitación de subsidios para las personas en situación que ha agotado todas las prestaciones, para gestionar el Ingreso Mínimo vital y la RGC, de forma que se garantice su percepción a las personas beneficiarias lo más bien posible.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH